Cómo atarse zapatos de fútbol

Escrito por henry francis
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo atarse zapatos de fútbol
(soccer shoe image by Daniel Gillies from Fotolia.com)

El zapato de fútbol es una pieza fundamental del equipamiento usado por todos los jugadores en el campo. A medida que se los ha desarrollado, ha habido soluciones cada vez más inteligentes para lograr un balance entre atarse los cordones, la lengua del zapato y limpiar el empeine para dejar una superficie lisa y sin imperfecciones. Atarse los cordones del zapato de fútbol no es increíblemente distinto de hacerlo en cualquier calzado. Pero hay ciertas alteraciones que puedes hacer para mejorar el rendimiento y comodidad.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Par de espinilleras, par de medias de fútbol, par de zapatos de fútbol.

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Establece la ubicación de los cordones del zapato. Hay distintas posibilidades. Por ejemplo, recientemente se ha vuelto popular que los cordones estén por fuera del pie, para mantener un empeine limpio. El empeine es la parte principal del pie para golpear la pelota. A continuación, deduce cómo es que la lengua del zapato permanece amarrada, si posee algún mecanismo así.

  2. 2

    Determina si hay algún sistema que amarre la lengua. A menudo, éstas tienen una banda elástica que va por debajo del zapato. Esto mantiene a la lengua en su lugar, manteniéndola plana y lisa para asegurarse que el empeine permanezca consistente y liso. Si tu zapato de fútbol no tiene un método incorporado en su diseño para contener la lengua, considera atar los cordones de modo que éstos hagan tal labor.

  3. 3

    Colócate las espinilleras y luego las medias, asegurándote de que queden cómodas. Ninguno de estos elementos debiera rozar o sentirse mal. También deben estar hechos acorde a las regulaciones de la FIFA. Colócate los zapatos de manera que queden ajustados pero cómodos y átate los cordones. Párate y mueve el pie. Corre un poco para asegurarte que el calzado y equipamiento quepan bien.

Consejos y advertencias

  • Si encuentras que tus cordones son demasiado largos o dejan lazos innecesariamente grandes, trata de pasarlos por debajo del zapato para reducir el largo al atar un nudo.
  • La seguridad es clave. Nunca comprometas la protección de tus pies al atarte los cordones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles