Cómo atender a cachorros recién nacidos y armar una caja de parto

Escrito por elle blake | Traducido por eliana caruso
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo atender a cachorros recién nacidos y armar una caja de parto
Atender cachorros recién nacidos es un proceso complejo pero gratificante. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Una perra preñada implica gran responsabilidad. El parto puede ser un proceso largo y tedioso, y los cachorros recién nacidos requerirán atención y cuidado para que logren crecer saludables. Manejar la situación de forma incorrecta puede resultar muy caro dado que, quizá, debas solicitar un veterinario a domicilio. La mejor manera de asegurar que los cachorros nazcan sanos y felices es estar bien preparado y saber exactamente lo que necesitas hacer.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una caja de madera
  • Una sierra de madera
  • Lámparas o almohadillas de calor
  • Toallas y almohadas en desuso
  • Desinfectante
  • Un termómetro
  • Una balanza
  • Sustituto de leche o fórmula láctea

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo armar una caja de parto

  1. 1

    Compra una caja de madera, de un tamaño que sea aproximadamente el doble del espacio que ocupa tu perra cuando está acostada. Así, ella tendrá libertad de movimiento y los cachorros podrán acomodarse. Lo ideal sería que la caja tuviera paredes altas para impedir que los cachorros trepen y caigan o se alejen.

  2. 2

    Recorta un semicírculo en la parte delantera de una de las paredes de la caja, de modo que tu perra pueda entrar y salir. El tamaño de este corte dependerá de la talla de tu perra. Sólo procura mantener la pared lo más alta posible para evitar que los cachorros escapen.

  3. 3

    Cubre la caja con un material lavable. Las cajas de plástico, como las de melamina, son lavables. Puedes también limpiar el contrachapado, pero tiende a agrietarse y los microbios se multiplicarán en las grietas. Evítalo barnizando las superficies con un barniz no tóxico.

  4. 4

    Coloca la caja de parto en una habitación que puedas resguardar fácilmente y donde tu perra se sienta cómoda. Ten en cuenta que puede resultar más higiénico colocar la caja sobre una superficie de suelo firme, en lugar de sobre una alfombra. Asegúrate de que la habitación esté tibia y sin corrientes de aire.

  5. 5

    Consigue lámparas de calor para cachorros. Pueden alquilarse en veterinarias o adquirirse en tiendas para mascotas. También puedes comprar almohadillas de calor. Suelen ser más económicas pero deben cambiarse con frecuencia. Sigue las instrucciones del fabricante cuando vayas a usarlas.

  6. 6

    Dale a tu perra varias toallas y almohadas que ya no utilices. Tal vez quieras acolchar su refugio, o incluso te sirvan para limpiar en cualquier momento en que se necesite hacerlo. Asegúrate de que las toallas estén desinfectadas antes de usarlas.

    Cómo cuidar a los cachorros recién nacidos

  1. 1

    Controla regularmente la temperatura. Mantén el rango entre los 70 y 80 grados Fahrenheit (21 y 26 grados Celsius) para que la temperatura corporal de los cachorros suba ligeramente, logrando el ambiente perfecto para un desarrollo saludable.

  2. 2

    Limpia la caja tanto como sea necesario. Durante los primeros días, los cachorros harán sus necesidades en la cama, por lo que resulta esencial cambiarla regularmente. Para evitar la transferencia de gérmenes, no olvides desinfectar siempre las toallas antes de volverlas a usar.

  3. 3

    Pesa a los cachorros una vez al día y lleva un registro. Lo ideal sería que notaras un aumento sostenido y constante.

  4. 4

    Asegúrate de que los cachorros se alimenten cada dos horas. Si notas que un cachorro llora mucho o luce inquieto, comprueba que pueda amamantarse. Tal vez con sólo moverlo un poco logres que tome leche suficiente. Si notas que tu perra tiene problemas para generar leche, quizá sea necesario recurrir a un sustituto o fórmula láctea. Lee detenidamente las instrucciones de preparación y verifica la cantidad exacta que debes administrarles. Alza a los cachorros uno por uno y aliméntalos con el sustituto antes de devolverlos al lado de la madre.

  5. 5

    Masajea el estómago de los cachorros luego de alimentarlos si piensas que pueden estar constipados. Esta acción facilitará la evacuación. Luego puedes limpiarlos.

  6. 6

    Contacta a tu veterinario si sientes que algo no está bien. Él puede asesorarte --por teléfono o visitarte a domicilio-- o bien pedirte que acerques a los cachorros. Por lo general, la atención rápida resuelve la mayoría de los problemas.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate que al momento de parir --y todo el tiempo mientras cría a los cachorros-- tu perra tenga a su alcance agua y comida. Así podrá mantenerse saludable y generar suficiente leche para toda la camada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles