Cómo atender los problemas de la cola de los perros

Escrito por ehow contributor | Traducido por beatriz mónica graciela castellini de olgiati
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo atender los problemas de la cola de los perros
El labrador retriever tiene problemas con su cola, frecuentemente. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

La cola de un perro es un buen indicador de sus emociones. Cuando está feliz no cesa de moverla y cuando está triste, cuelga casi sin fuerza. Hasta llega a esconderla entre sus patas y escabullirse si se siente culpable de algo. Con toda esa actividad no sería extraño que, de vez en cuando, un perro se meta en problemas por su cola.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Busca signos de inclinación o caída en la parte media de la cola. Lamentablemente, la cola tiene el largo perfecto como para quedar atrapada al cerrar una puerta. Si se rompe, por lo general caerá laxa en el punto de la rotura, pero no siempre. Si sospechas que tu amigo peludo tiene la cola rota, debes llevarlo inmediatamente al veterinario.

    Cómo atender los problemas de la cola de los perros
    Los perros con la cola cortada pueden sentir miedo de que se las toquen, durante toda la vida. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)
  2. 2

    Controla si tiene pulgas. Esos pequeños insectos causan estragos sobre su piel sensible y se morderá para librarse de ellas. Se morderá hasta las heridas de su propia cola. Trata a tu mascota con gotas para pulgas y garrapatas que te indique tu veterinario. Aplícalas sobre su piel entre los omóplatos. Luego, deberás esperar dos días antes de bañarlo.

    Cómo atender los problemas de la cola de los perros
    Los perros con mucho pelo que suelen nadar mucho pueden tener reacciones adversas a la sal o al cloro y llegan a morderse las colas. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)
  3. 3

    Lleva a tu perro al peluquero o al veterinario para evacuar sus sacos anales. Están ubicados justo debajo de la cola y contienen un fluido oloroso que se elimina al exterior cuando el animal defeca. Si estas glándulas se tapan, pueden hincharse y vaciarse sobre la parte de la cola que entra en contacto con ellas, luego de lo cual aparecerán zonas ulceradas. Pide al peluquero que te enseñe como vaciar estas glándulas para que puedas hacerlo en tu casa y ahorrar dinero.

  4. 4

    Seca por completo la cola de tu perro. Especialmente en las razas de pelo largo, la zona debajo de la cola puede quedar húmeda y convertirse en un caldo de cultivo de bacterias. Lava cuidadosamente su parte trasera y sécala muy bien; luego, aplica fécula de maíz para ayudar a repeler la humedad.

  5. 5

    Higieniza cualquier zona infectada con un limpiador antibacterial como Betadine varias veces por semana para evitar que la infección se extienda. Usa este producto con cuidado porque mancha telas y tapizados.

  6. 6

    Venda a tu mascota. Para animarlo a que no se muerda la cola, véndala con gasa suave luego de haberla curado y refuerza con vendaje deportivo para mantenerla en su lugar.

  7. 7

    Rocía la parte externa de los vendajes con algún producto disuasivo para animales como "Bitter Apple", para evitar que se la muerda. Bajo ninguna circunstancia debes rociarlo directamente sobre su cola.

Consejos y advertencias

  • Si los problemas de la cola son crónicos, como heridas abiertas provocadas por golpearla contra los barrotes de su jaula, consulta con tu veterinario si debería cortarse para evitar futuros problemas.
  • Consulta nuevamente a tu veterinario si no observas mejoras en la cola de tu perro a los pocos días de iniciado el tratamiento. Podría tener algún parásito que necesite tratarse con una medicina recetada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles