Cómo atenuar las mejilla caídas con ejercicios faciales

Escrito por ehow contributor | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo atenuar las mejilla caídas con ejercicios faciales
Atenúa las mejillas caídas con ejercicios faciales.

Se sabe que si no ejercitas un músculo, eso músculo pierde su flexibilidad y tono, dejando a la vista los efectos de la edad. No obstante, puede que no te des cuenta de que ejercitar tus músculos faciales puede mantener alejados los signos de la edad de tu cara. Las mejillas firmes son una señal de juventud que puedes mantener con los ejercicios adecuados.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Siéntate en una silla cómoda que te permita mantener una buena postura, con tus pies apoyados en el piso. Pon la silla frente a un espejo, ya que debes ver algunos de los ejercicios para tus mejillas. Haz algunas respiraciones profundas para relajarte y prepárate para tu sesión de ejercicios faciales.

  2. 2

    Mírate en un espejo a medida que tiras las esquinas de tus labios hacia afuera y los músculos de tus mejillas hacia los ojos. Trata de tocar tu nariz con tu labio superior, y sigue mirándote para asegurarte de que mantienes las esquinas de tus labios hacia arriba. Cuando hayas contraído los músculos lo más posible, mantén la posición contando hasta 10. Relájate y repite cinco veces.

  3. 3

    Relaja tus labios, pero mantenlos cerrados. Pon tus dedos ligeramente sobre tus mejillas. Frunce los labios usando solo los músculos de tus mejillas, no los de los labios. mantén los labios fruncidos, cuenta hasta 10 y luego relájalos. Repite el ejercicio 10 veces.

  4. 4

    Sonríe con los labios cerrados y relajados. Mantenlos relajados a medida que hundes tus mejillas hacia adentro, ahuecándolas y llevándolas sobre (o tal vez entre) tus molares. Mantén las mejilla allí y cuenta hasta 10; luego repite 10 veces.

  5. 5

    Estira tus labios cerrados en una amplia sonrisa, mirándote en el espejo para asegurarte de mantener las esquinas de tu boca hacia arriba durante el ejercicio. Usa los músculos de tus mejillas a medida que haces tu sonrisa más ancha, como si pudieras tocar tus orejas con ellas. Manteniendo esa posición, arruga tu nariz usando los músculos de las mejillas. Mantén la posición contando hasta 5 y relaja. Repite este ejercicio facial 10 veces.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles