Cómo ser atlético

Escrito por tina pashley | Traducido por cintia ros
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ser atlético
Un cuerpo atlético muestra músculos bien definidos y un porcentaje mínimo de grasa corporal. (Ting Hoo/Digital Vision/Getty Images)

Un cuerpo atlético, con un físico fuerte y esbelto, es buscado por personas que desean mejorar su apariencia y salud en general. Los atletas tienen varios tipos de cuerpo, dependiendo de la persona y de su elección de deporte. Sin embargo, la mayoría de los atletas desarrollan una gran cantidad de masa muscular durante el entrenamiento y por lo general, tienen un porcentaje bajo de grasa corporal. Aunque el ejercicio es un componente fundamental para desarrollar un físico atlético, hay otros factores que también deben considerarse.

Otras personas están leyendo

Ejercicio aeróbico

La pérdida de grasa es clave al intentar desarrollar un cuerpo atlético. Para lograr un cuerpo esbelto mientras desarrollas músculo, incorpora un mínimo de 150 minutos de actividad aeróbica moderada por semana en tu rutina de entrenamiento, según lo sugerido por the Centers for Disease Control and Prevention. Algunos ejemplos de ejercicio aeróbico moderado son: caminar, andar en bicicleta o nadar. Como alternativa, para eliminar grasa más rápidamente, selecciona tipos de actividades aeróbicas más vigorosas durante períodos más largos. Por ejemplo, trota o corre 45 a 60 minutos al día, cinco días a la semana.

Desarrollar músculo

Los ejercicios para desarrollar músculo esculpen tu cuerpo para lograr un aspecto esbelto y definido. Además del ejercicio aeróbico, realiza ejercicios de pesas que se enfoquen en los brazos, piernas, espalda, pecho, hombros, caderas y abdomen. Puedes usar pesas libres, como mancuernas, para realizar ejercicios de fortalecimiento o utilizar tu propio peso corporal como resistencia. Por ejemplo, realiza flexiones de brazos que trabajen tu pecho, hombros y brazos; sentadillas para las caderas, las nalgas y las piernas, levantamientos para la espalda, los hombros y los brazos y flexiones abdominales para tu abdomen. Haz ocho a doce repeticiones de cada ejercicio, por lo menos dos veces a la semana.

Nutrición

La alimentación con comidas sanas y nutritivas va de la mano con el desarrollo de un cuerpo saludable y atlético. Consume una variedad de alimentos que ofrezcan hidratos de carbono, proteínas y grasas. Los hidratos de carbono, que se encuentran en los panes, las pastas y en el azúcar, le dan a tu cuerpo el combustible para llevar a cabo las tareas. Este nutriente debe ser consumido antes, después y, a veces, durante el ejercicio. Elige carbohidratos complejos, como granos integrales, para darte energía duradera. Consume proteínas magras, como pescado, productos lácteos bajos en grasa y carne magra, para alimentar tus músculos en desarrollo. Elige alimentos bajos en grasas saturadas para mantener tu cuerpo delgado y saludable.

Descanso

Escatimar en el tiempo de sueño puede dificultar tu pérdida de peso y los resultados del desarrollo de músculo. La falta de sueño provoca cansancio durante el día, lo que significa que no vas a rendir el 100 por ciento durante los entrenamientos y otras actividades de quema de calorías durante el día. Además, tu cuerpo se repara cuando está en reposo, por ejemplo, vuelve a desarrollar el músculo que se redujo durante los entrenamientos. Sin el tiempo de restauración adecuado, el músculo no puede ser reconstruido correctamente. Haz el esfuerzo por llegar a unas ocho horas de sueño ininterrumpido cada noche, para permanecer fuerte en los entrenamientos y para maximizar tus resultados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles