Autismo y trastornos del sueño

Escrito por contributing writer | Traducido por georgina velázquez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Autismo y trastornos del sueño
Autismo y trastornos del sueño. (http://www.sxc.hu/profile/doriana_s)

Casi todos los bebés tienden a dormir durante períodos cortos de tiempo y pasan por varios ciclos de sueño y vigilia al día. La mayoría de los bebés se acomodan en una rutina regular de sueño antes de llegar a su primer cumpleaños. Los niños con autismo, sin embargo, siguen siendo víctimas de los trastornos del sueño a través de sus primeros años de vida y más allá. No está claro exactamente cuál es la causa de sus problemas de sueño, pero hay varias teorías principales. Hay una serie de soluciones que han tenido éxito en el tratamiento de estos trastornos del sueño, estas soluciones deben ser discutidas con cada pediatra o neurólogo antes de implementarlas en casa.

Otras personas están leyendo

Trastornos del sueño: común en el autismo

El autismo a menudo va de la mano con los trastornos del sueño. Los investigadores no saben exactamente por qué esto es cierto, aunque hay varias teorías aceptadas. Un trastorno del sueño afecta a algo más que una buena noche de sueño. Sin el suficiente descanso, un niño autista tendrá muchos más problemas para funcionar durante el día. Los padres se ven afectados cuando son requeridos para ayudar a un niño con autismo a dormir y, por lo tanto, no tendrán la energía suficiente para ayudar a su niño a hacer frente durante el día. Los hermanos pueden verse afectados también.

Causas de trastornos del sueño en el autismo

Podría haber varias cosas que causan un trastorno del sueño en un niño con autismo. Siempre consulta con tu médico o terapeuta para ayudar a determinar lo que podría molestar a tu hijo. Muchos niños autistas son muy sensibles a los estímulos físicos, como la luz, el ruido o el tacto. Ellos pueden sentirse abrumados por cosas que los niños típicos dan por sentado, como ir de compras en un almacén público, ver fuegos artificiales, o incluso salir de la casa en un día ventoso. Un niño como éste puede ser fácilmente despertado durante la noche por el menor ruido o desplazamiento de una manta. La melatonina es una hormona que regula los ciclos del sueño. Se ha encontrado que los niños autistas tienen niveles anormales de melatonina, o liberaran la melatonina en el momento equivocado de día. Los niños autistas también sufren de ansiedad a un nivel más alto que otros niños y la ansiedad puede interrumpir el sueño regular. Muchos niños típicos comienzan a sentir sueño cuando ven a otros alrededor de ellos preparándose para la cama. Los niños autistas leen mal las señales sociales, como ver a otros en pijama o ver a otros haciendo rituales antes de acostarse.

Efectos de los trastornos del sueño

Los trastornos del sueño pueden tener un gran impacto en un niño más allá de hacer que se cansen. La pérdida de sueño puede hacer que un niño sea más susceptible a la ansiedad o la depresión, así como más agresivo e irritable. Esto agrava los problemas sociales de los niños autistas y hace más difícil para ellos aprender a interactuar apropiadamente. La falta de sueño también puede empeorar los problemas de comportamiento, algo con lo que los niños autistas tienen problemas, ya que tienen problemas para aprender el comportamiento apropiado observando a otros. Estar cansado puede hacer que sea más difícil para ellos tratar de recordar las reglas. También pueden mostrar mayores problemas de aprendizaje cuando están muy cansados​​.

Identificación

Los niños necesitan diferentes cantidades de sueño en diferentes edades. Un niño de 1 a 3 años necesita de 12 a 14 horas de sueño al día, en promedio. De 3 a 6 años, los niños necesitan de 10 a 12 horas de sueño al día y entre las edades de 7 y 12, los niños necesitan dormir entre 10 y 11 horas al día. Si descubres que tu hijo está teniendo dificultades para obtener suficientes horas de sueño, que tiene constantemente problemas para conciliar el sueño o que se despierta con frecuencia durante la noche, entonces tu hijo puede tener un trastorno del sueño. Es una buena idea hablar con el médico de tu hijo acerca de él. Un diario de sueño, que es un registro de cuánto y con qué frecuencia duerme tu hijo, puede ser una herramienta de diagnóstico útil.

Tratamientos de los trastornos del sueño

Puesto que hay varias causas de trastornos del sueño en el autismo, hay varios tratamientos. Para los niños que son sensibles a los estímulos, un ventilador puede proporcionar ruido blanco para bloquear los sonidos de distracción. Una manta ponderada puede proporcionar la presión profunda que hace que sea más cómodo para un niño dormir y permanecer dormido. Un masaje o balanceo puede liberar la tensión en un niño ansioso antes de acostarse. Una rutina de ejercicio corta también puede ayudar al niño a calmarse y dormirse más fácil. La melatonina puede ayudar al cuerpo de un niño a regular mejor el sueño. Si eres capaz de gestionar mejor los trastornos del sueño de tu hijo autista, encontrarás que su comportamiento mejora durante el día. Tendrás más energía para ayudar a tu hijo autista durante el día también y podrás incluso encontrar que el resto de tu familia estará más descansado y feliz durante el día.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles