Autos nuevos contra autos antiguos en pruebas de choque

Escrito por lawrence koenig | Traducido por katherine bastidas
Autos nuevos contra autos antiguos en pruebas de choque

Los autos antiguos no fueron diseñados para soportar impactos. Los autos actuales si.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Aunque los autos más viejos y grandes pueden parecer más seguros a juzgar por su tamaño, los del pasado fueron diseñados con las más simples precauciones de seguridad, apenas incluyendo cinturones de seguridad. Los autos de hoy demuestran que el diseño es esencial para la seguridad de los pasajeros e incluyen precauciones tales como cinturones de seguridad, bolsas de aire, y zonas de deformación, lo cual hace una gran diferencia para los conductores de los vehículos actuales.

Otras personas están leyendo

Diferencias

En septiembre de 2009, el escritor Jonathan Welsh del Wall Street Journal fue invitado a presenciar un experimento interesante: ¿Cómo le iría a un automóvil de hoy en una prueba de seguridad comparado con un automovil del pasado? General Motors le invitó a ver una prueba de choque de un Bel Air 1959 contra un Malibu 2009. Aunque se podría esperar una mayor durabilidad en el auto más antiguo, en el nuevo modelo, el parabrisas no se rompió, la puerta del conductor permaneció cerrada, y la columna de dirección se derrumbó al desplegar una bolsa de aire que según los registros evitó graves daños al maniquí utilizado para la prueba. Estos cuatro cambios importantes en el diseño de automóviles hicieron una gran diferencia en la seguridad mejorando enormemente los resultados del auto más reciente.

Parabrisas

En el pasado, el parabrisas de un auto antiguo se podía fracturar, astillar o romper en caso de un accidente, haciendo que se desprendiera del habitáculo de manera similar al estallido de un lente fuera del marco de unos anteojos. Esto era peligroso para los pasajeros, y podía dar lugar a severas cortaduras en la piel. Los parabrisas de hoy son a prueba de golpes y funcionan de tal forma que mantienen al conductor en el interior del vehículo, que es de lejos el lugar más seguro para estar durante un desastre. También sirve para reforzar estructuralmente el techo y para evitar que la parte superior del auto colapse. Un parabrisas intacto es también parte integral de la implementación de la bolsa de aire del lado del pasajero, ya que iguala la presión extendida a lo largo del tablero de instrumentos durante el impacto.

Cinturones de seguridad

Por supuesto, los autos de hoy en día tienen múltiples controles, tanto para los adultos como para los niños. Estos controles no estaban disponibles en los autos más viejos. Muchos países - sobre todo Suecia - comenzaron a adoptar las normativas y leyes sobre el cinturón de seguridad en la década de 1960. En Estados Unidos, los médicos en la década de 1930 comenzaron a equipar sus propios vehículos con cinturones de seguridad, e instaron a los legisladores a hacer lo mismo. Los autos de hoy vienen de serie con cinturones de tres puntos, tanto en la parte delantera como en la trasera, y desde 1994, los vehículos han sido obligados a tener bolsas de aire del lado del conductor.

Zonas de deformación

Las zonas de deformación son secciones de un automóvil diseñadas para plegarse en el impacto con el fin de reducir la fuerza de la colisión. Las zonas de deformación -tales como las que se instalan en el diseño del marco del parabrisas- actúan como amortiguadores gigantes y reducen la fuerza transmitida a través del automóvil hacia los pasajeros. Esta es la razón por la cual los autos grandes más antiguos se ven más seguros, pero en realidad no lo son. El cuerpo en u auto antiguo actuaría como una campana al ser golpeado -sin disipar la fuerza, el interior absorbería toda la fuerza del impacto-. Por lo tanto, un auto que está diseñado para una deformación estratégica a la hora de un impacto es mucho más seguro.

Columnas de dirección

En los autos más antiguos, los dos cadáveres utilizados y los muñecos utilizados como sujetos de prueba muestran un daño significativo a la cavidad torácica, debido al impacto de la columna de dirección. Esto ocurre porque las columnas de dirección en los autos más antiguos no se hicieron para romperse, sino para permanecer intactas durante todo el impacto. Las columnas de dirección de hoy en día no sólo vienen equipadas con bolsas de aire, sino que están diseñadas para romperse en caso de un choque y de esta manera proteger el corazón, el pecho y los pulmones de los ocupantes. Por lo tanto, las nuevas columnas de dirección de hoy absorben el impacto del choque en lugar de transferirlo al ocupante.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media