La avena y los granos enteros me hinchan y me dan gases

Escrito por april fox | Traducido por katherine bastidas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La avena y los granos enteros me hinchan y me dan gases
Los alimentos hechos con granos integrales y avena pueden hincharte y producirte gases. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La avena y los granos enteros son buenas fuentes de fibra, la cual es esencial para el corazón y la salud digestiva, además de ayudar a perder peso. Sin embargo, a veces comer avena y granos enteros puede hacer que te sientas hinchado: es como si el estómago estuviera pesado y lleno de aire. La avena y los granos enteros también pueden hacer que se produzcan gases vergonzosos.

Otras personas están leyendo

Distensión normal y gases

La fibra ayuda a mantener la digestión funcionando sin problemas, pero en sí no puede ser digerida. Se mueve dentro del intestino inferior, donde es degradada por bacterias que se presentan naturalmente en el cuerpo. Cuando ésto sucede, se produce dióxido de carbono e hidrógeno. Alrededor de un tercio de la población produce metano a medida que la fibra se descompone. Cuando estos gases se acumulan, puedes verte y sentirte hinchado. Es posible que sientas dolor en el abdomen por la presión del gas.

Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca daña el revestimiento de los intestinos y evita que tu cuerpo absorba los nutrientes. Éste es el resultado de una reacción adversa al gluten, que se encuentra en los granos enteros. También se puede encontrar en la avena. La enfermedad celíaca puede sonar como una alergia a los alimentos, pero en realidad es un trastorno autoinmune. La gente a menudo supera las alergias alimentarias, pero la enfermedad celíaca es una enfermedad que permanecerá contigo toda tu vida, aunque puedes controlar los síntomas.

Síntomas de la enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca puede hincharte y producirte gases. Las personas que tienen enfermedad celíaca también pueden sufrir de diarrea, estreñimiento, cambios en el apetito, náuseas, vómitos, intolerancia a la lactosa (que puede desaparecer una vez que estés en tratamiento), heces con sangre, grasa o con mal olor o pérdida de peso inexplicable. Puesto que la enfermedad celíaca impide que tu cuerpo absorba los nutrientes, también puedes experimentar síntomas de desnutrición si el trastorno no se diagnostica. Los síntomas incluyen pérdida del cabello, depresión, fatiga, moretones con facilidad, ausencia de períodos menstruales, sangrado nasal, calambres musculares, convulsiones, dolor en las articulaciones y piel con picazón.

Tratamiento de la enfermedad celíaca

Si notas que te hinchas y que tienes gases al comer granos enteros y avena, llama a tu médico si estás preocupado. Debes hacerte una prueba para la enfermedad celíaca antes de hacer cualquier cambio dietético, de modo que los resultados de las pruebas no se vean afectados. Si te diagnostican la enfermedad celíaca, tendrás que eliminar los granos enteros, la avena y otras fuentes de gluten de tu dieta. Además, el médico puede prescribir suplementos vitamínicos para restablecer el equilibrio de nutrientes de tu cuerpo, además de una ronda a corto plazo de corticosteroides si la enfermedad celíaca no responde a los otros tratamientos. Una vez que hayas eliminado el gluten de tu dieta, tus intestinos comenzarán a repararse y podrás absorber los nutrientes necesarios de nuevo. Debes continuar con la dieta sin gluten de forma indefinida para evitar la sensación de hinchazón o gases.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles