Ayuda para configurar el ecualizador de un equipo de sonido

Escrito por jason savage | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ayuda para configurar el ecualizador de un equipo de sonido
Los ecualizadores de los equipos de sonido vienen en varias configuraciones. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

En la producción y reproducción de audio, la ecualización juega un rol central en determinar el tono y timbre del material grabado. Hace esto al romper el rango audible general de la frecuencia en secciones, llamadas "bandas", el volumen de las cuales pueden ser controladas independientemente. Esto hace posible, por ejemplo, aumentar las frecuencias de los bajos relativas a frecuencias más altas, y viceversa.

Otras personas están leyendo

El ecualizador típico de un equipo

Los ecualizadores en muchos equipos de sonido tienen que estar comprometidos a afectar a la señal de audio. Algunos tienen un botón, usualmente etiquetado "EQ" que tiene que presionarse para activar el ecualizador. Los deslizadores o perillas en el ecualizador están probablemente etiquetados con los rangos de la frecuencia a los cuales corresponden. Los diferentes ecualizadores tienen diferentes números de deslizadores o perillas, pero generalmente tienen menos de 10. Las frecuencias más bajas están a la izquierda y las más altas a la derecha.

Prepararse para ecualizar

Coloca todos los deslizadores de los rangos de frecuencia a cero decibeles y escucha la música que quieres ecualizar. Cuando hagas los ajustes, evita ajustar cualquier deslizador o perilla a más de 10 decibeles a cualquier dirección a la vez. Una buena ecualización es una práctica sutil, hacer ajustes en pequeños incrementos y darte tiempo para acostumbrarte a los resultados. Escucha cuidadosamente para decidir qué tipo de tratamiento de ecualización requiere la música para sonar mejor.

Las frecuencias más bajas

Incrementa el nivel de los deslizadores o perillas correspondientes a los rangos de 20 a 50 hertz para aumentar los bajos. Las frecuencias que están por debajo de los 20 Hz son conocidas como del rango "sub-bajo", sentimos los sonidos en estas frecuencias más que escucharlos. Incrementar el rango de 20 a 50 Hz incrementa el volumen de los bajos relativo al resto de la canción. Disminuye las frecuencias en este rango si los bajos son muy dominantes o ruidosos.

Las frecuencias bajas de gama media

Incrementa las frecuencias en el rango de 100 a 500 Hz para darle un sonido delgado y débil al cuerpo de la grabación. Estas frecuencias representan el rango bajo de gama media del espectro de frecuencia general audible. Las voces masculinas afinadas abajo ocupan este rango, como también mucha instrumentación de fondo, como la guitarra, piano y ciertos elementos de la batería. Reduce estas frecuencias en cualquiera de esos elementos para sobredominar la mezcla.

Las frecuencias altas de gama media

Incrementa o disminuye las frecuencias en el rango de 500 a 1000 Hz para manejar el nivel de los sonidos altos de nivel medio como las voces femeninas, instrumentos como el saxofón alto, la trompeta y el clarinete. Incrementar estas frecuencias dará luminosidad al sonido general; disminuirlas producirá una parte demasiado brillante o nasal, como el solo de una trompeta, menos brillante. Disminuir las frecuencias en este rango también ayuda a manejar los sonidos de la batería que son demasiado ruidosos o brillantes de gama media, como los toms o el redoblante.

Las frecuencias agudas

Incrementa las frecuencias entre 1000 y 5000 Hz para ayudar a que una canción opaca y demasiado dominada por los bajos sea más brillante. Aumentar este rango también ayudará a resaltar instrumentos y sonidos de frecuencia alta, como un solo de flauta alto o una parte de violín. También hará que las voces opacas resalten más. Disminuir estas frecuencias ayudará a remover cualquier estridencia en el sonido. Por ejemplo, los golpes a los platillos y efectos similares en la batería están a veces enfatizados al punto de la distorsión en algunas grabaciones. Bajar las frecuencias agudas ayuda a manejar esto.

Frecuencias altas

Disminuye las frecuencias que están por encima de los 5000 Hz para reducir la estridencia y ayudar a remover la estática, zumbidos y cualquier otro ruido en el sonido. Disminuir las frecuencias que están por encima de los 20000 Hz es particularmente efectivo cuando se lidia con zumbidos y estática. Muchos ecualizadores incluyen un filtro cortador de altos incorporado para cortar automáticamente todas las frecuencias que están por encima de este punto porque la información del sonido en estas frecuencias raramente contribuye a cualquier cosa deseable en el sonido. Por otro lado, disminuir demasiado estas frecuencias hará que los instrumentos altos, como el piccolo, suenen débiles.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles