Ayuda del gobierno para pagar las deudas

Escrito por robert lee | Traducido por analia moranchel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ayuda del gobierno para pagar las deudas
La Comisión Federal de Comercio y otras agencias del gobierno reconocen los problemas creados por la excesiva deuda personal. (Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images)

La Comisión Federal de Comercio y otras agencias del gobierno reconocen los problemas creados por la excesiva deuda personal. Las deudas de tarjetas de crédito y otras obligaciones a veces llevan a puntuaciones de crédito pobres y altas tasas de interés sobre los préstamos. Esto dificulta a la gente pagar servicios y bienes necesarios. Hay algunos programas patrocinados por el gobierno para ayudar con la deuda de crédito, pero no existen limosnas directas en efectivo. El gobierno no ofrece subsidios, préstamos libres de impuestos o rescates para la deuda personal.

Otras personas están leyendo

Bancarrota capítulo 7

La bancarrota es un programa de gobierno eficaz para resolver las deudas. La misma borra todas las deudas de tarjetas de crédito y otras deudas aseguradas dentro de los tres o cuatro meses. Los bienes no exentos se venden en el capítulo 7 para pagar deudas. Las embarcaciones de lujo y joyas caras son ejemplos de deudas no exentas. La mayoría de la gente en el capítulo 7 conserva su residencia principal y las cartas por debajo de cierto valor. Es posible no perder ningún activo en el capítulo 7. El banco fiduciario paga la cantidad de acreedores que le sea posible después de la liquidación de cualquier deuda restante saldada o eliminada. Con la ayuda de un abogado, la bancarrota del capítulo 7 es un proceso fácil de sobrellevar y ofrece un proceso de aplicación optimizada para personas que necesitan una presentación de emergencia el mismo día a causa del banco o embargo salarial derivado de deudas no pagas. La desventaja del capítulo 7 es su límite de ingresos. Los límites se fijan a partir de los estados individuales y generalmente califican sólo las personas con bajos ingresos.

Bancarrota capítulo 13

El gobierno ofrece la bancarrota del capítulo 13 para aquellos que no califican para el capítulo 7. El capítulo 13 no tiene límites de ingresos pero requiere un plan de pago tres a cinco años de duración. El tribunal establece un presupuesto estricto para los participantes del capítulo 13, con asignaciones para gastos razonables y los pagos de las deudas garantizadas como coches e hipotecas. Dinero restante se considera el ingreso disponible y se paga en un plan de pago ordenado por la corte. Los acreedores no garantizados, tales como los emisores de tarjetas de crédito, reciben pagos del plan. Algunas personas del capítulo 13 gastan todo su dinero en gastos y deudas aseguradas. Esto no deja nada para los acreedores no garantizados por tres a cinco años. La corte de bancarrota puede saldar o eliminar la deuda restante no asegurada al final del período de la bancarrota.

Planes de manejo de deuda

El gobierno ofrece asesores de crédito entrenados para ayudar a las personas a manejar presupuestos y pagar sus deudas. El Departamento de vivienda y desarrollo urbano de Estados Unidos mantiene una red nacional de asesores aprobados por el gobierno. Los consejeros ofrecen planes de manejo de deuda especiales que permiten que los consejeros asuman el control total del presupuesto de una persona durante un período de cuatro años. Una vez que una persona se anote, un consejero llama a los acreedores para negociar el descuento de pagos mensuales, reducir las tasas de interés y eliminar algunas cuotas de finanzas de la persona. El objetivo es eliminar tanta deuda como sea posible en cuatro años. El participante del plan envía un cheque total a la agencia de consejería cada mes. El consejero entonces hace pagos directos a los acreedores. Las agencias cobran una cuota de administración mensual.

Liquidación de deudas

El gobierno aprueba los planes de liquidación de deudas como una alternativa a la bancarrota. La liquidación de deudas permite ahorros significativos en de tarjetas de crédito morosas y otras deudas no garantizadas. Es posible pagar cuentas de tarjetas de crédito por un 20 por ciento del saldo, aunque sean más probables los asentamientos de alrededor del 50 por ciento. La Comisión Federal de Comercio recomienda que las personas gestionen su propio acuerdo de deuda después de la instrucción de los asesores de crédito.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles