Cómo ayudar a los animales de forma gratuita

Escrito por minerva serrano Google
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Cómo ayudar a los animales de forma gratuita

    Ayudar a los animales es una experiencia extraordinaria y responsabilidad de todos. Debemos tener presente que las sociedades más avanzadas se distinguen por la solidaridad y el respeto hacia el mundo animal y sus derechos. Basta mirar nuestro entorno inmediato para ver cuántos perros y gatos sin hogar nos suplican ayuda. Solemos pensar que atenderles será caro y complicado, pero no es así. Siguiendo algunos consejos, podemos prestar una ayuda muy valiosa y convertirla en un gratificante pasatiempo.

    Gatitos sin hogar. (Martin Poole/Digital Vision/Getty Images)

  • 1 / 4

    Si estás pensando en tener una mascota, no la compres. Los refugios están llenos de animales abandonados, esperando que alguien los adopte. Podrás elegir el que quieras, pero piensa que un animal adulto o con alguna malformación siempre lo tendrá más difícil para encontrar un hogar. Si lo que buscas es un amigo fiel, no debe importarte su aspecto o su edad. Piénsalo bien antes de dar el paso. La adopción es un compromiso que debe durar durante toda la vida de tu nueva mascota.

    Esperando un hogar. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

  • 2 / 4

    El voluntariado es una forma de ayudar muy asequible. Si dispones de unas horas por semana, acude a un refugio o centro protector de animales en tu localidad. Allí podrás realizar actividades diversas como aseo y cuidado, participación en campañas, festivales benéficos o adopciones. Ser voluntario te aportará nuevos conocimientos, amistades afines y, sobre todo, la magnífica sensación de contribuir a salvar vidas. El voluntariado corporativo es una opción cada vez más elegida por las empresas. Permite promover y enfocar los sentimientos de solidaridad y el civismo entre los trabajadores a través de la colaboración con asociaciones protectoras de animales.

    Voluntarios. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

  • 3 / 4

    Una buena opción es acoger en tu propia casa a animales de forma temporal, hasta que alguien los adopte o vuelvan al refugio. La acogida está especialmente indicada en casos de convalecencia, tras una enfermedad o intervención quirúrgica. También en cachorros o adultos que no se adapten bien a la vida de los albergues. Aunque tú cuides de ellos, estos animales seguirán bajo la tutela de la asociación, que correrá con los gastos.

    Hogar dulce hogar. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

  • 4 / 4

    Dedica un rato a ordenar tus armarios. Seguro que encontrarás mantas, sábanas o toallas de las que quieres deshacerte. En lugar de tirarlas, llévalas a un refugio, donde servirán como camas para los animales. Lo mismo puedes hacer con recipientes e incluso con periódicos viejos, que usarán para cubrir el suelo o limpiar los desechos. Todo será bien recibido.

    Improvisando un techo. (Comstock/Comstock/Getty Images)

  • Lista de verificación

    Algunos cosas que podrías necesitar

    • Toallas
    • Mantas
    • Recipientes
    • Periódicos
  • Más información

    Consejos y advertencias

    No dudes en denunciar el maltrato animal o la tenencia en malas condiciones, si eres testigo de ello. En todos los países hay leyes que penalizan toda acción que produzca sufrimiento en los animales, incluido el abandono. Informa a los centros protectores si encuentras perros u otras mascotas con señales de haber sufrido un abandono reciente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles