Cómo ayudar a un estudiante universitario a organizar sus clases

Escrito por kyra sheahan | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ayudar a un estudiante universitario a organizar sus clases
La organización puede ayudar a los estudiantes a desempeñarse mejor en su trabajo académico. (Pixland/Pixland/Getty Images)

Las capacidades de gestión de organización y del tiempo son críticos para el éxito de un estudiante en la universidad. La capacidad de priorizar, gestionar cursos, crear programas de estudio y, por supuesto, tomar tiempo para descomprimirse mentalmente es importante en la vida de cualquier estudiante universitario. Sin embargo, no todos los estudiantes que ingresan a la universidad están muy interesados ​​en estas habilidades. Al enseñarle a un estudiante universitario a organizar sus clases, puedes ayudarlo a prepararse para tener que hacer malabares con la variedad de cursos y créditos académicos para los cuales es responsable a lo largo del semestre.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lista de cursos universitarios
  • Calendario
  • Separadores de carpeta
  • Carpetas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Revisa el horario del curso del estudiante con él. Rellena un calendario con los días y horas en que tiene clases. Por ejemplo, si un estudiante tiene álgebra, los martes y los jueves, francés los miércoles e inglés los lunes y viernes, pon esa información en el calendario. Utiliza el nombre completo de la clase, y cuándo y dónde se celebrará. El horario de clases es fundamental para determinar la forma de organizar el tiempo de estudio para las clases.

  2. 2

    Identifica los tiempos de descanso. Debido a que la gestión del tiempo es importante, explícale al estudiante que es posible encajar un tiempo de estudio en los períodos entre las clases y que todavía tiene que estudiar en cualquier día en que no tenga clases. Si el estudiante tiene un descanso de dos horas entre las clases, por ejemplo, debe dedicar ese tiempo para estudiar, para trabajar en un trabajo de investigación o para reunirse con un grupo de estudio. Los días sin clases son ideales para el estudio, ya que ofrecen largos periodos de tiempo para el trabajo ininterrumpido.

  3. 3

    Muéstrale al alumno cómo mantener sus materiales del curso por separado el uno del otro. Tener lecturas de historia mezcladas con folletos biología puede causar confusión y pérdida de tiempo. Una solución efectiva y eficiente es que el alumno aprenda a utilizar separadores para carpetas, para separar las notas y los documentos en una sola carpeta. Muéstrale al alumno otra opción organizativa, que es mantener la información en carpetas separadas según la clase, de modo que los materiales del curso no estén desordenados.

  4. 4

    Establece prioridades. Crea un calendario para cuando vaya a estudiar y haga la tarea para cada curso. Puedes designar días especiales y horas específicas para el estudio de clases específicas. Por ejemplo, si un estudiante tiene francés los miércoles, es posible que pueda reservar el estudio para su clase de francés para el fin de semana si otros cursos surgen con mayor frecuencia durante la semana.

  5. 5

    Analiza la selección de los cursos que el estudiante universitario eligió. Observa para ver si el estudiante está tomando demasiados créditos para un semestre. Los estudiantes de tiempo completo pueden tomar entre 16 y 18 créditos en un semestre, pero si un estudiante tiene más de 18 créditos de clases, podrías recomendarle que deje un curso y guarde esa clase para el siguiente semestre.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles