Lifestyle

Cómo ayudar a una hija adolescente rebelde

Escrito por colleen reinhart | Traducido por ehow contributor
Cómo ayudar a una hija adolescente rebelde

Comstock/Comstock/Getty Images

No todas las rebeliones adolescente son malas dice Joanne Stern, médico y escritota de la revista "Psychology Today" (La psicología hoy). Un poco de desafío es realmente una cosa buena. Prueba que tu hija adolescente está creciendo, desarrollando su ritmo moral y construyendo su auto-confianza para no caer bajo la presión de sus pares. Manejar a una hija adolescente rebelde involucra tener canales de comunicación abiertos y respetar su privacidad. Déjala que tenga sus opiniones y que se equivoque, pero debes estar preparada a intervenir si las cosas se salen realmente de control.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. 1

    Como recomienda el Dr. Carl Pickhardt, escritor de "Psychology Today" (La psicología hoy), sé más operacional que general en la comunicación. En lugar de decirle a tu hija "sé respetuosa", dile qué es lo que significa ser respetuosa para ti. Si significa que no debe dejar su saco en el piso de la sala o que debe llegar a tiempo para la cena y hablar contigo de una forma racional sin gritos, díselo.

  2. 2

    Pon límites y reglas y ten consecuencias en caso de que se violen. las consecuencias pueden incluir una penitencia o la prohibición de mirar televisión, usar el celular y perder los privilegios de Internet. Igualmente, si tu hija regularmente sigue las reglas, considera extender sus privilegios para mostrarle los beneficios de portarse responsablemente.

  3. 3

    Dale privacidad a tu hija adolescente. Eso significa que te debes mantener fuera de su habitación, no debes leer sus correos electrónicos ni sus mensajes de texto. Comienza por tenerle confianza y déjale saber que habrá consecuencias si rompe esa confianza. KidsHealth dice que si ves signos de peligro, eso te da licencia para espiar, por la seguridad de ella. Notas que bajan drásticamente en la escuela, charlas sobre suicidios, signos de alcohol, de tabaco o drogas, un aumento o pérdida de peso excesivo y encontronazos con la policía son signos de peligro. Sin embargo, debes siempre tratar de hablar sobre tus preocupaciones con tu niña antes de tomar la decisión de revisar sus cosas.

  4. 4

    Monitorea el uso de Internet y del teléfono celular en forma general. Eso significa, rever las cuentas mensuales y fijarse en los números a los que tu hija llama, poner a la computadora en un lugar abierto y chequear periódicamente la historia de la navegación por Internet. Déjale saber que te mantendrás ajena a las conversaciones privadas que tenga, pero que sin embargo harás estos chequeos generales por la seguridad de la familia.

  5. 5

    Trata a tu adolescente como a un adulto y díle que esperas el mismo trato de ella. Inclúyela en las discusiones sobre los límites y los castigos por romperlos. Si chilla y grita, no contestes. Si te habla en forma calma, escucha sus sugerencias sobre las reglas de la casa y sus expectativas.

  6. 6

    Pregúntale a dónde va y con quién cuando sale por la noche. Haz que te llame en caso de que los planes cambien. Explícale que no necesitas saber todos los detalles de su vida social, pero que sí necesitas saber lo básico para tener la tranquilidad de que está segura.

  7. 7

    Habla con tu adolescente sobre las cosas principales, como la sexualidad, las drogas y el alcohol, antes de que se conviertan en problemas que tu hija deba enfrentar.

  8. 8

    Elige las batallas. Si se quiere teñir el pelo de un brillante anarnjado, puede ser que sientas vergüenza ajena en público, pero realmente no está hiriendo a nadie. Si aceptas lo que se puede considerar un gusto excéntrico, muy posiblemente te escuchará cuando sea realmente necesario. Ahorra energía para pelear los grandes temas como el uso de drogas y de alcohol.

Consejos y advertencias

  • De acuerdo al artículo de la revista "Today''s Parent" (Padres hoy), es más común que fumen las adolescentes que los adolescentes, porque quieren parecer "una mala chica". Aunque hablar con las chicas sobre los efectos del cigarrillo en su salud puede ser efectivo, a las adolescentes les cuesta mucho creer que ellas van a sufrir las consecuencias de ese hábito a largo plazo. Hablar con tu hija sobre a qué apuntan las compañías de tabaco y como las usan a las jóvenes, puede ser que la motive como para evitar los cigarrillos, porque les gusta pensar que son independientes y que no que son manipuladas o influenciadas. Trata de hablar de otras cosas de la misma forma para crear una salida positiva para su actitud de rebeldía. Por ejemplo, discutir como la media glorifica el sexo y alienta a la gente a experimentarlo antes de que estén preparados, puede hacer que la ponga a pensar por ella misma y se tome su tiempo en las relaciones.
  • Si tu adolescente tiene un problema de drogas o de alcohol, no esperes. Busca ayuda de un profesional para que te de asesoramiento familiar.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media