Cómo ayudar a que tu maquillaje no luzca pastoso

Escrito por iam jaebi | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ayudar a que tu maquillaje no luzca pastoso
La base correcta ayuda a que tu rostro brille. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

Cuando te miras al espejo, quieres ver un maquillaje que mejore tu apariencia. El maquillaje pastoso hace lo contrario, logra que tu rostro parezca seco, arrugado y exagerado. Hay muchos factores que hacen que éste parezca pastoso. Comprender las diferentes opciones de maquillaje y cómo se relacionan con tu piel te ayudará a que tu rostro luzca fresco y natural.

Otras personas están leyendo

Qué sucede

El maquillaje pastoso es un error común e infortunado del uso de la base, en algunos tipos más que en otros. Sucede cuando el maquillaje se seca y se agruma dentro de o alrededor de los pliegues naturales de tu rostro cerca de los ojos, las mejillas y la boca. La base pastosa no se difumina con el tono de tu piel, sino que levanta la cara, haciendo que la aplicación parezca más gruesa de lo que es. El maquillaje pastoso también se da con otras formas de maquillaje, incluyendo el lápiz labial y el corrector.

Prepara tu piel

Generalmente, el maquillaje pastoso es resultado de una piel mal preparada. Antes de aplicar el maquillaje, limpia y humecta tu rostro con productos para tu tipo particular de piel. Siempre deja que ésta se seque antes de aplicar la base y el corrector. Usa un humectante astringente y libre de aceites si tu piel es grasa. Exfolia tu piel si es seca para remover las células muertas y luego usa una delgada capa de humectante. También usa bálsamos para labios para que ésta esté tersa y suave.

El maquillaje correcto

El primer paso para evitar una base pastosa, tipo máscara, es elegir el color apropiado para tu piel y evitar cosméticos hechos con aceite mineral. Los productos con base de glicerina o hialuronato de sodios ofrecen un aspecto más fresco. Las bases también están disponibles según tu tipo de piel. Si tu piel es naturalmente grasa, quédate con las bases libres de aceite. Si tu piel es crónicamente seca, usa un maquillaje humectante. Experimenta con diferentes correctores y tipos de bases, es decir, polvos versus cremas, para determinar cuál le da una mejor apariencia a tu piel.

La técnica correcta

El último paso luego de preparar tu piel para usar los productos adecuados tiene que ver totalmente con la técnica de aplicación del maquillaje y su mantenimiento. En cuanto a la base, menos es más. Cubrir todo tu rostro con maquillaje es innecesario. En cambio, úsalo para resaltar y acentuar tus rasgos más fuertes y ocultar las imperfecciones. Aplícalo en áreas que necesiten más corrector y difumina desde allí. Tómate tu tiempo y equivócate por usar demasiado poco maquillaje en lugar de demasiado. Usa papel de seda para absorber el maquillaje de tu piel, si te has puesto mucho. Siempre permite que tu rostro esté completamente seco antes de ponerle una capa de otro producto más.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles