Cómo ayudar a un mentiroso patológico

Escrito por robert vaux | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ayudar a un mentiroso patológico
Ayudar a un mentiroso patológico puede ser extremadamente difícil. (TatyanaGl/iStock/Getty Images)

La mentira patológica no es considerada una enfermedad como tal en psiquiatría y, de hecho, la mayoría de las organizaciones psiquiátricas aún trabajan para darle una clasificación estricta. Suele ser un síntoma de otras enfermedades, tales como el trastorno narcisista de la personalidad o el trastorno de personalidad antisocial, pero las particularidades varían con frecuencia de un caso a otro. Ayudar a un mentiroso patológico puede ser extremadamente difícil, ya que el paciente debe buscar ayuda profesional por su cuenta y es posible que no esté dispuesto a admitir que tiene un problema. Si quieres proporcionarle ayuda, tienes que entender tanto el alcance de la enfermedad, como el límite de tu capacidad de intervención.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Busca los síntomas de la mentira patológica. Las mentiras de estas personas, a diferencia de lo que ocurre con las mentiras habituales, no sirven para obtener algún beneficio; solo tal vez para impresionar a los demás. A menudo son presuntuosas, egoístas y extremadamente complicadas. Sus mentiras se repiten de forma regular (uno puede decir una o dos mentiras tremendas en un momento, sin convertirse por ello en un mentiroso patológico). Además, por lo general, las sueltan sin que les preocupe en lo más mínimo cómo van a afectar a otras personas.

  2. 2

    Contempla la posibilidad de que esas mentiras formen parte de una enfermedad psicológica más importante. Algunos síntomas, como los cambios de humor repentinos, el comportamiento impulsivo, la indiferencia habitual por los sentimientos de los demás o alteraciones similares, pueden sugerir que el problema va más allá de la mentira compulsiva. El problema tiene que ser tratado a un nivel integral para que las mentiras vayan desapareciendo.

  3. 3

    Establece firmemente los límites entre la salud mental del mentiroso y la tuya propia. No podrás ayudarle si te sientes desconcertado por sus engaños o si estás dispuesto a creer en él, diga lo que diga. A veces puede resultar difícil, porque los mentirosos patológicos a menudo mezclan las mentiras con fragmentos de verdades. Toma con pinzas todo lo que diga y niégate a seguirle el juego en cualquier asunto que pueda causarte algún daño (como hacerle un préstamo o fiarte de lo que te cuenta acerca del comportamiento de otra persona). Nunca "encubras" a un mentiroso patológico ni busques excusas para su comportamiento, especialmente si puede causarte algún mal.

  4. 4

    Prepara pruebas sobre sus invenciones y disponte a utilizarlas si es preciso. Ante una confrontación directa, es probable que el mentiroso se ponga a la defensiva. No obstante, si le haces ver los problemas que sus mentiras han causado, es posible que se sienta inducido a pedir ayuda.

  5. 5

    Habla con el mentiroso de su problema y úsalo para conseguir ayuda. Mantén la calma, habla tranquilo y de forma racional. Dile que sus mentiras están causando dificultades y, si es preciso, cita las pruebas que tienes, pero sin emplear un tono engreído ni triunfador. Si se trata de un amigo o de un ser querido, preséntate como alguien a quien le importa su bienestar y que desea lo mejor para él. No permitas que el mentiroso te aparte de tu propósito o se aproveche de tu compasión hacia él. Ten presente que es posible que pase un mal momento reconociendo su problema y que no puedes forzarlo a hacer lo que no quiere hacer.

  6. 6

    Si el mentiroso parece dispuesto a reconocer su problema y acepta ayuda, pregúntale si te da permiso para contactar a un terapeuta y pedir una cita en su nombre. Será más difícil para él posponer la cita si eres tú el que la ha concertado. No obstante, asegúrate de que conoce y acepta tu intervención. Procura también que el terapeuta esté informado sobre la situación. Haz esto solo una vez. Tras la primera cita, le corresponde a él seguir el tratamiento.

Consejos y advertencias

  • Los mentirosos patológicos pueden causar muchísimo daño a la gente a su alrededor, especialmente si sus mentiras forman parte de una enfermedad psicológica más grave. Asume que la mentira no es tu problema y, si verdaderamente quiere cambiar, préstale tu ayuda mientras puedas; tú no puedes cambiar por él. En el caso de que sus engaños se vuelvan demasiado dolorosos o perjudiciales para ti, prepárate para terminar la relación y romper todo contacto con él.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles