Salud

Cómo ayudar a un niño a ser más alto

Escrito por bryan cohen | Traducido por ehow contributor
Cómo ayudar a un niño a ser más alto

(by Tina Phillips at FreeDigitalPhotos.net)

La altura máxima de un niño suele venir determinada por la genética. No obstante, alcanzarla depende de múltiples factores, como la salud general o las hormonas. Es por eso que seguir una alimentación adecuada juega un importante papel en el desarrollo del niño. Las deficiencias en cualquier aspecto de la salud que tenga que ver con el crecimiento pueden dar lugar a que el niño no alcance su altura potencial.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Papel
  • Un lápiz o un bolígrafo
  • Ropa de cama holgada
  • Una tienda de comestibles saludables
  • Un médico de familia (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Evalúa la dieta diaria de tu hijo según diversos factores: gramos de proteína consumidos, cantidad de calcio, número de aminoácidos (de un máximo de 20 en cada comida) y número de frutas o vegetales. Anota estas cantidades.

  2. 2

    El Comité de Alimentación y Nutrición del Instituto de Medicina recomienda que los niños de cuatro a ocho años tomen 19 gramos de proteínas al día; y los de nueve a trece, 34 gramos. Si tu evaluación muestra que tu hijo no está ingiriendo bastantes proteínas, introduce en su dieta diaria más leche, carne roja, pollo y verduras ricas en proteínas, hasta que alcance o exceda ligeramente los niveles recomendados.

  3. 3

    Según la Academia Americana de Pediatría, el calcio también es importante para el crecimiento del niño. Este mineral ayuda a fortalecer los huesos y su falta puede provocar un retraso en el crecimiento. Esta institución recomienda que los niños de uno a tres años de edad tomen 500 mg de calcio al día (unos dos vasos de leche). Los niños de edades comprendidas entre los cuatro y ocho años requieren unos 800 mg de calcio al día (alrededor de tres vasos de leche), mientras que los niños mayores y adolescentes -de nueve a 18 años- deberían tomar unos 1300 mg de calcio al día (unos cuatro vasos de leche). Si es posible, añade más leche, queso y yogur a la dieta de tu hijo para seguir estas recomendaciones. También puedes darle un multivitamínico que contenga este mineral.

  4. 4

    Asegúrate de que tu hijo esté recibiendo la cantidad adecuada de aminoácidos (componentes básicos de las proteínas del cuerpo), incluyendo proteínas animales o vegetales en su dieta. Verduras ricas en proteínas son, por ejemplo, los guisantes, los espárragos, el brécol, las coles de Bruselas, los berros y todo tipo de alubias o frijoles. Algunos vegetales, como la lenteja, precisan de la adición de otro alimento, como el arroz o el pan, para que el aporte proteínico sea completo. Incluyendo todos los aminoácidos en cada comida, te aseguras de que el cuerpo de tu hijo tendrá la capacidad de construir todas y cada una de las proteínas necesarias para un crecimiento saludable.

  1. 1

    Norman Wilsman, doctor por la Universidad de Wisconsin, llevó a cabo en 2005 un estudio que mostraba que el 90% del crecimiento de los huesos se produce durante la noche. Por lo tanto, es importante observar a tu hijo mientras duerme para asegurarte de que no hay nada que interfiera en su sueño. Son varios los factores a tener en cuenta: el número de horas de sueño, la postura adoptada al dormir y si sus miembros pueden moverse libremente.

  2. 2

    Según aparece en el libro "Hábitos saludables de descanso, niños felices" ("Healthy Sleep Habits, Happy Child"), de Marc Weissbluth, los niños deberían dormir entre 8½ y 9½ horas cada noche para asegurar el máximo crecimiento de sus huesos.

  3. 3

    Comprueba si las mantas o las sábanas impiden a tu hijo moverse. Si es así, procura utilizar una ropa de cama más holgada para que el cuerpo del niño no esté confinado durante el sueño. La razón por la que la mayor parte del crecimiento sucede durante la noche es porque el cuerpo, al estar echado y en reposo, no encuentra ningún obstáculo. Existe la posibilidad de que estés contrarrestando esta relajación al provocar la constricción del cuerpo durante el sueño.

  4. 4

    Los expertos no recomiendan que los niños se inclinen por ejercicios en los que haya que levantar pesas. Éstas ejercen una presión sobre la columna que podría causar un aumento excesivo de la densidad de los huesos que, a su vez, provocaría el cierre de la epífisis (la zona de crecimiento de los huesos). Esto ocasionaría el cese del crecimiento. En lugar de este tipo de ejercicios, anima a tu hijo a practicar otros donde utilice su propio peso corporal, como flexiones o abdominales.

  5. 5

    Si tu hijo es más pequeño de lo normal y te preocupa que exista algún tipo de deficiencia, visita a tu médico para que te informe sobre tratamientos hormonales. Estos tratamientos son un tanto controvertidos y solo deberían ser administrados a niños que realmente presenten una deficiencia hormonal. En niños con un crecimiento normal pueden causar reacciones adversas, como síndrome del túnel carpiano, diabetes, hipertensión o alergias graves. Abstente de comprar cualquier tratamiento sin receta o remedios herbales que prometan favorecer el crecimiento.

Consejos y advertencias

  • Habla con tu hijo sobre su estatura antes de introducir cambios en su dieta y estilo de vida.
  • No asustes a tu pequeño ni le hagas pensar que ser bajo es algo negativo. Evita administrarle suplementos de los que se venden sin receta sin consultar antes con el médico.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media