Cómo ayudar a los niños a concentrarse y enfocarse

Escrito por april fox | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Cuando un niño no logra tener concentración, su vida no es tan feliz o productiva como podría ser. El rendimiento escolar se ve afectado e incluso pueden ignorar instrucciones importantes para su seguridad. En su esfuerzo por concentrarse, la frustración se incrementa, haciéndolo todo aún más difícil. Es un círculo vicioso que resulta sencillo de romper. Estos simples pasos pueden mejorar su concentración además de permitirle cumplir con sus deberes bajo un mínimo de estrés y frustración.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Da instrucciones sencillas de un solo paso. Decirle a un niño con problemas de atención que limpie su cuarto puede ser contraproducente, haciendo que se sienta sobrecargado y aún menos capaz de enfocarse en la tarea. En lugar de eso, dile que ponga la ropa sucia dentro de la canasta. Al terminar, asígnale la siguiente tarea, como recoger todos los carros de juguete, así sucesivamente hasta que la tarea general haya sido completada.

  2. 2

    Haz un diario con una hoja por cada labor que se realice regularmente. Incluye una hoja para las tareas, una para los deberes en la casa, y otra para responsabilidades varias. Escribe cada paso en forma de secuencia y haz que el niño se remita al diario mientras cumple con su trabajo.

  3. 3

    Identifica cuáles son los detonantes que lo distraen y elimínalos. Algunos niños necesitan trabajar solos y alejados de la distracción de sus compañeros. Otros necesitan estar alejados de puertas o ventanas. Evacúa su escritorio y deja sólo los elementos que necesita para hacer su trabajo.

  4. 4

    Permítele libertad de movimiento y ofrécele "artículos de juego". Elementos como plastilina o una bola suave le permiten enfocarse en la tarea asignada. Ponerse de pie o caminar un poco también puede ayudarlo en su concentración.

  5. 5

    Ponte al nivel del niño y míralo a los ojos cuando le hables. Da instrucciones breves y sencillas y pídele que repita lo que dijiste para asegurarte de que escuchó y comprendió tus palabras.

  6. 6

    Dale oportunidades para quemar su energía. Actividades como el baile y las artes marciales le ayudan a los niños a enfocarse y gastar el exceso de energía, aunque algo tan sencillo como correr alrededor del patio antes de empezar a trabajar en una labor que requiera concentración puede ayudar también.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles