Cómo ayudar a los niños con sensibilidad sensorial

Escrito por jennifer byrne | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ayudar a los niños con sensibilidad sensorial
Un niño con sensibilidad sensorial puede experimentar sonidos, texturas y sabores en una manera amplificada. (Girl holding hands over ears image by Freeze Frame Photography from Fotolia.com)

La sensibilidad sensorial, también conocida como trastorno del procesamiento sensorial, es una condición que, hasta hace poco, no se había entendido completamente. La Fundación del Trastorno de Procesamiento Sensorial estima que uno de cada 20 niños se ve afectado por esta condición. La sensibilidad sensorial se produce cuando la información sensorial no está bien filtrada y por lo tanto se intensifica en su camino hacia el cerebro. Como resultado, los niños que son sensorialmente sensibles pueden llegar molestarse por los sonidos, texturas y olores. Al comprender la naturaleza de esta condición, puedes ayudar a que la sensibilidad sensorial de tu hijo funcione para bien.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. 1

    Ajusta la textura y la temperatura de la ropa de tu hijo. Según el sitio web de Educación Especial y Remedial, algunos niños que son sensibles tienen dificultad sensorial al usar ciertos tipos de ropa, especialmente aquellos que son de un calce demasiado ajustado, pican o son fríos al tacto. Puedes trabajar con tu hijo en esto planeando su ropa la noche anterior, ya que esto le ayudará a saber qué esperar. En invierno, también se debe calentar la ropa de tu hijo, ya sea cerca de un calefactor o en la secadora.

  2. 2

    Proporciona alimentos crujientes y texturas diferentes durante las comidas. El sitio web de Remediación y Educación Especial recomienda mantener los alimentos crujientes a la mano para tu hijo sensorialmente sensible, ya que estos alimentos facilitan un importante "sexto sentido" llamado propiocepción, en la que la retroalimentación sensorial hace que una persona sea consciente del movimiento y la posición del cuerpo. Los alimentos crujientes pueden ayudar a tu niño a desarrollar una mejor propiocepción. Además, evita mezclar alimentos con texturas opuestas, tales como puré de papas y salsa.

  3. 3

    Evita sobrecargar el horario de tu hijo. Educación Especial y Remedial dice que es especialmente importante no sobrecargar a un niño sensorialmente sensible, ya que es probable que se abrume. Trata de espaciar las fiestas de cumpleaños, excursiones al zoológico o días de campo para que no se produzcan en el mismo día.

  4. 4

    Practica presión profunda. De acuerdo a Educación Especial y Remedial "presión profunda" se refiere a un tipo de toque que puede ayudar a desensibilizar la experiencia táctil de tu hijo. Esto podría incluir masajes, un "abrazo de oso" o envolver a tu hijo en una cobija.

  5. 5

    Prueba la terapia ocupacional. La Fundación de Desórdenes de Procesamientos Sensoriales dice que los niños con esta enfermedad pueden beneficiarse de un tipo de tratamiento conocido como terapia ocupacional. Este tipo de terapia se centra en la integración sensorial y a menudo se lleva a cabo en un ambiente de gimnasio con estímulos aumentados. A pesar de que es enseñada por un médico, la terapia ocupacional a menudo implica la participación familiar.

Consejos y advertencias

  • Evita los suavizantes con olores fuertes. Educación Especial y Remedial hace hincapié en que un fuerte olor a suavizante de telas puede perturbar tu niño sensorialmente sensible cuando usa la ropa y posiblemente perturbar el sueño si se utiliza en sábanas.
Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles