Cómo ayudar para que mi perro se recupe después de una cirugía por una patela luxada

Escrito por d.m. gutierrez | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ayudar para que mi perro se recupe después de una cirugía por una patela luxada
Es más común en los perros pequeños, aunque algunos samoyedos pueden desarrollar una luxación de patela. (samoyed image by Nickolay Bolshakov from Fotolia.com)

Una luxación de patela se produce cuando la rótula se sale de su lugar hacia adentro o hacia afuera de la rodilla. Es frecuente en las razas de perros pequeñas como los chihuahuas, aunque se puede producir en cualquier raza y a cualquier edad. La mayoría de los casos son genéticos, pero algunos resultan por la lesión de la pata. En los casos más suaves, los perros muestran muy pocos o ningún síntoma, pero en los severos renguean, se debilitan y se niegan a saltar, a trepar o a pararse. En los casos serios, el único tratamiento indicado es la cirugía. Unos simples pasos te ayudarán para ayudar a tu perro a recobrarse de la cirugía de una patela luxada.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Dale la medicación para el dolor que te recetó el veterinario. Los cuidados pos-operatorios, a veces, requieren medicamentos anti-inflamatorios para reducir el dolor y la inflamación. Esta medicación lo hará sentir más cómodo y hará que se cure más rápidamente. Consulta con el veterinario antes de darle cualquier medicación.

  2. 2

    Evita que el perro se toque el área de la cirugía. La incisión cicatrizará más lentamente si la lame constantemente. La fundación de la Salud de los Samoyedos recomienda usar un collar isabelino o un collar cervical para evitar que pueda llegar a la zona afectada. Rociar "bitter apple" cerca de la incisión es efectivo para algunos, mientras que otros ignorarán el mal gusto.

  3. 3

    Restringe su actividad por unas16 semanas. Si lo dejas saltar, trepar, correr o hacer cualquier otra actividad estresante harás que cicatrice más lentamente y que experimente dolor innecesario. Una vez que la incisión esté cicatrizada y el perro comience a poner peso en la pata afectada, camina con él sosteniéndolo de la correa para aumentar su fuerza y movilidad. No dejes que corra libremente hasta que esté totalmente repuesto.

  4. 4

    Si tu veterinario está de acuerdo, haz con él terapia de bajo o ningún impacto físico. El Colegio de los Estados Unidos de los Cirujanos Veterinarios dice que tu veterinario te puede aconsejar aplicarle compresas y conducir terapias pasivas, como moverle la rodilla de adelante para atrás, varias veces por día. La natación es un buen ejercicio porque le produce poco estrés en las articulaciones que se están curando.

  5. 5

    Instala dispositivos de asistencia para que tu perro no estrese sus rodillas. Durante y después de la recuperación, pon escaleras y rampas para ayudarlo a subir y bajar de los sillones, las camas y los porches. Ya que se puede volver a luxar la patela después de la cirugía, asegúrate de que tenga pocas posibilidades de estresar o lesionar sus patas.

Consejos y advertencias

  • Controla el peso de tu perro. Los perros en condiciones y cuidados tienen menos problemas con la luxación de la patela y se recuperarán de la cirugía más rápido.
  • La cirugía de una patela luxada, según los reportes, tiene un 90% de éxito. Si surgen complicaciones, contacta a tu veterinario.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles