Cómo ayudar a un recién nacido con piel reseca

Escrito por christina schnell | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ayudar a un recién nacido con piel reseca
Protege la piel de tu bebé utilizando muy poco jabón como sea posible. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Es inquietante para un padre ver que la piel de su bebé se pone seca, áspera y sensible. La delicadeza y suavidad de la piel de un recién nacido la hace más vulnerable a todo lo que afecta a los adultos, es por eso que los bebés se queman más rápido en la playa antes que sus padres. Los niños con condiciones médicas como el eczema o ictiosis también muestran piel reseca. Sin embargo, las causas más comunes son externas como el clima y la rutina del cuidado de la piel.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Loción hidratante suave sin fragancia y sin tinte
  • Champú y jabón corporal para bebé

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza solamente productos suaves para bebé sobre la piel de tu hijo. Los humectantes, champús y jabones para adultos contienen demasiados tintes, químicos y perfumes lo que los hace fuertes e irritantes. Ya sea que laves su cabello o le apliques una loción hidratante, escoge productos hechos especialmente para bebés sin fragancias y tintes.

  2. 2

    Limita la exposición al clima incómodo. El calor, sol, viento y el frío extraen la hidratación de la piel que ya es reseca. No tienes que mantener a tu pequeño en el interior todo el tiempo, pero debes tomar medidas protectoras. Esto significa vestirlo con guantes y gorro antes de salir a temperaturas frías y mantenerlo bajo una sombra en el verano. Mantener a tu bebé bajo la sombra y caliente protege su piel reseca.

  3. 3

    Baña a tu bebé por 10 minutos o menos utilizando agua tibia. Evita el agua caliente. Los baños calientes y espumosos sacan la humedad de la piel de tu bebé, especialmente durante el invierno. Ya que los recién nacidos son muy jóvenes para disfrutar de jugar en el baño, una enjabonada rápida y suave utilizando una toallita y un champú para bebé te ahorra tiempo y protege la piel de tu hijo. Para niños con piel muy reseca, limita los baños a tres por semana.

  4. 4

    Hidrata la piel de tu bebé dos veces al día con un hidratante espeso y que sea para bebé. Los hidratantes espesos dejarán la piel de tu hijo un poco grasosa pero también lo hidratarán por un período más largo de tiempo, que las lociones a base de agua. Masajea la crema sobre su piel por la noche después de un baño y antes de vestirlo. Hazlo nuevamente en la mañana antes de cambiar su ropa. Cubrir la piel de tu hijo con ropa después de hidratarlo reduce la evaporación de la humectación, así su piel puede absorber más loción.

Consejos y advertencias

  • Utiliza un calentador para loción para evitar que tu bebé grite cuando le apliques la crema hidratante. Cuando su piel todavía está húmeda después de un baño, el hidratante frío se siente incómodo. Un calentador para loción también suaviza las cremas espesas, haciéndolas más fáciles de aplicar y esparcirlas.
  • Busca atención médica si la piel reseca de tu bebé aparece en parches definidos, causa sangrado o está acompañada por otros síntomas como fiebre, decoloración, mala alimentación o cambios en los movimientos intestinales u orina.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles