Cómo hacer bálsamos labiales

Escrito por kit arbuckle Google | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer bálsamos labiales
Personaliza tu bálsamo para labios haciéndolo tú mismo. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Los bálsamos protegen y suavizan los labios resecos y agrietados. Un bálsamo labial casero puede resultar tan efectivo como un producto comercial y es mucho más barato. Al usar ingredientes naturales de buena calidad también se evitan los componentes químicos, irritantes y derivados del petróleo que causan reacciones adversas. Hacer tu propio bálsamo labial te da la libertad de elegir los ingredientes que desees para curar tus labios; también puedes elegir el sabor y el color.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Aceite de jojoba u otro aceite
  • Manteca de cacao u otra manteca
  • Recipiente de vidrio
  • Taza medidora de vidrio
  • Rallador
  • Cera de abejas
  • Cacerola
  • Cápsulas o aceite de vitamina E
  • Aceite esencial o extracto
  • Latas o frascos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Selecciona el aceite y la manteca de base. Algunas opciones son: manteca de cacao, de karité, de coco y de mango. Para los aceites, elige entre palta, jojoba, cáñamo, semilla de uva o almendras.

  2. 2

    Mide 1 cucharadita del aceite elegido y colócalo en un recipiente de vidrio. Agrega 1 1/2 cucharadita de manteca al aceite.

  3. 3

    Ralla aproximadamente 2 cucharaditas de cera de abejas. Si tienes cera en trocitos o escamas, mide 2 cucharaditas. Colócala dentro de una taza medidora de vidrio.

  4. 4

    Calienta aproximadamente 2 pulgadas (5 cm) de agua en una cacerola sobre el fuego. Baja el fuego a mínimo justo antes de que hierva el agua.

  5. 5

    Coloca la taza medidora con la cera de abejas dentro de la cacerola con agua. Una vez que comience a derretirse, revuélvela con una cuchara de madera. Vierte el aceite y la mezcla de aceite y manteca dentro de la cera y continua revolviendo hasta que la mezcla esté homogénea.

  6. 6

    Apaga el fuego. Retira la taza medidora del agua caliente.

  7. 7

    Corta la cápsula de vitamina E. Exprime el aceite dentro de la mezcla del bálsamo. Si tienes aceite de vitamina E, por el contrario, agrega aproximadamente tres gotas a la mezcla. El aceite de vitamina E ayuda a conservar el bálsamo.

  8. 8

    Agrega al menos tres gotas de un saborizante, como aceite esencial de menta o extracto de vainilla. Mezcla bien. Prueba el sabor y agrega más si fuera necesario.

  9. 9

    Vierte el bálsamo dentro de latas o frascos pequeños. Deja enfriar y cubre con la tapa.

Consejos y advertencias

  • Agrega unas gotas de aceite esencial de canela para que tu bálsamo le de más volumen a tus labios.
  • Para un bálsamo con color, agrega pequeños trozos de un lápiz labial oscuro o jugo de remolacha hasta que tome el color deseado.
  • Si el bálsamo resulta demasiado espeso o demasiado líquido, vuelve a calentar y agrega aceite o cera de abejas según sea necesario para lograr la consistencia deseada.
  • Si tienes alergias, ten cuidado de que tu bálsamo no contenga nada a lo que puedas reaccionar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles