Cómo bañar un pomerania

Escrito por kendra dahlstrom
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Los pomerania son unos pequeños y esponjosos sacos de alegría. Son una de las razas de perros falderos más leales que existen. Puede que vengan en paquete pequeño (suelen pesar alrededor de 6 o 7 pulgadas), pero sus necesidades no son pequeñas. Necesitan amor, atención, entrenamiento y cuidados para estar mentalmente sanos y fuertes. El baño es una de esas tareas necesarias que el dueño de un pomerania debe realizar. El cabello largo y afelpado de estos perros crea ciertas dificultades a la hora de bañarlos. Este artículo describirá exactamente cómo bañar y limpiar a tu pomerania para dejarlo tan hermoso como realmente es.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cepillo para perros
  • Un peine
  • Champú para perros
  • Una bañera
  • Una toalla

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Espera un par de meses por lo menos antes de bañar a tu perro. Los pomerania tienen una cantidad mínima de aceite en sus pelajes y pieles. No debes bañarlo más de una vez al mes, pero lo mejor es esperar dos o tres meses. Como mínimo, báñalo cada seis meses.

  2. 2

    Cepilla el pelaje de tu pomerania. Antes de sumergirlo en agua, debes deshacer todos los nudos y los enredos que tenga en el cabello. No te olvides de cepillarlo detrás de las orejas, debajo de la cola y en las patas. Estos lugares son propensos a los nudos.

  3. 3

    Llena la bañera con suficiente agua como para que queden sólo sus patas sumergidas. Los pomerania no están acostumbrados a darse baños y son, además, muy excitables. Si llenas la bañera más allá de sus rodillas, se asustarán y se agitarán.

  4. 4

    Sumerge sus patitas en el agua y déjalo que investigue. Tu pomerania puede quedarse quieto como una roca o puede empezar a moverse dentro del agua, levantando las patas tanto como pueda. Este tiempo de investigación es importante para su bienestar mental.

  5. 5

    Moja su pelaje y enjabónalo con el champú para perros. Masajéalo, haz que tu pomerania disfrute de esta experiencia. Lava todas las partes en las que haya pelaje, excepto la cara. No querrás arriesgarte a que le entre champú en los ojos. Cuando ya esté todo enjabonado, enjuágalo y sácalo del agua.

  6. 6

    Sécalo con la toalla y péinalo una vez más. Puede que tu pomerania tiemble y se agite después del baño, así que es mejor envolverlo en una toalla durante unos minutos antes de peinarlo. Son perros pequeños, así que la menor cantidad de frío los hace temblar y agitarse.

Consejos y advertencias

  • Los perros aman correr después de darse un baño, y los pomeranias no son la excepción.
  • No dejes desatendido a tu pomerania después de bañarlo. Podría tratar de saltar fuera de la bañera y lastimarse o ahogarse. Los pomerania no son famosos por su habilidad para nadar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles