Cómo hacer un baño de asiento en casa

Escrito por mary ylisela Google | Traducido por irene cudich
Cómo hacer un baño de asiento en casa

En Europa, los baños generalmente tienen un bidet para hacerse baños de asiento.

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Los médicos o las enfermeras recomiendan con frecuencia hacerse un baño de asiento después de una episiotomía o de una cirugía de hemorroides. El uso de un baño de asiento te permite sumergir la zona alrededor de las nalgas, los genitales y el área entremedio, conocida como el perineo. El uso periódico de un baño de asiento ayuda a reducir el dolor y la molestia al tiempo que promueve la curación. No necesitas ir a hacerte el baño en un hospital ya que también puedes hacerlo en tu casa.

Otras personas están leyendo

Motivos para hacerse un baño de asiento

Puedes hacerte un baño de asiento que dure entre 10 y 15 minutos para aliviar tus síntomas de fisuras anales, dolores menstruales e infecciones de la vejiga o candidiasis vaginal. Además, el baño de asiento ayuda a curar la cirugía rectal, la cistoscopía o la cirugía vaginal. En Europa, puedes usar un bidet, que se parece a una cruza entre un inodoro y una bañera, para tomar baños de asiento simplemente por motivos de limpieza e higiene.

Los baños de asiento generan síntomas de alivio

El alivio cálido que brinda un baño de asiento ayuda a acelerar el proceso de sanación luego del procedimiento quirúrgico o durante la recuperación de una enfermedad que tenga que ver con la salud. Sumergirse en el agua tibia puede aliviar el dolor y aliviar los músculos para terminar con los espasmos musculares. Si estás tratando de combatir la compulsión de rascarte, debido a hemorroides que pican o a una candidiasis vaginal, un baño de asiento puede aliviar la picazón. También puedes usar este baño para aliviar las molestias luego de una evacuación dolorosa.

Hacerte un baño de asiento en casa

Puedes hacerte un baño de asiento en casa con uno fabricado y comprado en una tienda o usando tu bañera. Sigue las instrucciones del fabricante para el recipiente que colocarás sobre tu inodoro. Alternativamente, convierte tu bañera en un baño de asiento llenándolo con 2 a 3 pulgadas (5 a 7,5 cm) de agua tibia, no caliente. Sumérgete durante 20 minutos tres veces al día. Si el agua se enfría durante tu baño, reemplázala por agua tibia. Mientras te sumerges, asegúrate de que tus nalgas, tus genitales y tu perineo estén también sumergidos en el agua tibia.

Aditivos para el baño de asiento

Puedes usar agua tibia en tu baño de asiento, lo cual es se muy calmante y sanador en sí, pero si le agregas algunos productos te sentirás más cómodo y verás sus beneficios. Mezclar de 2 a 2 1/2 onzas (57 a 71 gr) de bicarbonato de sodio en tu baño puede ayudar a calmar la picazón y el malestar causados por la candidiasis vaginal. Alternativamente, puedes agregar 1/2 taza de sal y vinagre blanco a tu baño de asiento para el alivio de las infecciones vaginales.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media