Baños para dolores musculares

Escrito por julie boehlke | Traducido por jaime alvarez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Baños para dolores musculares
Un baño puede ayudar a aliviar los dolores musculares. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Un largo baño caliente es algo que puedes desear después de un día de trabajo o de una situación estresante. Los baños son un liberador de estrés conveniente porque casi todo el mundo tiene una tina. Si estás experimentando dolores musculares, un baño puede ayudar a relajar los músculos y hacer que el dolor y las molestias sean más manejables.

Otras personas están leyendo

Recomendaciones

Los dolores musculares pueden estar relacionados con el estrés en los músculos o en las articulaciones, o pueden ser causados por ciertas condiciones médicas. Las condiciones autoinmunes, como la fibromialgia y el lupus, pueden causar calambres musculares y dolores. Un baño o una tina caliente pueden ayudar a aliviar los síntomas. La artritis reumatoide, la enfermedad de Parkinson y ciertos desequilibrios de electrolitos también pueden conducir a dolores musculares. Junto con el tratamiento médico, un baño caliente de alrededor de 104 grados Fahrenheit (40 grados C) puede reducir los calambres musculares dolorosos. Las lesiones en las articulaciones también pueden causar dolores musculares. Tu médico puede recomendar una terapia física que incluya natación, así como una bañera de hidromasaje y uso de sauna.

Temperatura

No todos los expertos del acondicionamiento corren a meterse en un baño o tina caliente para aliviar sus articulaciones doloridas. Algunos expertos, como Marty Jaramillo, CEO del Grupo de Salud Deportiva I.C.E., recomienda tomar un baño helado con el fin de adormecer los músculos realmente doloridos. El dolor ocurre cuando el ácido láctico y otros desechos se acumulan en tus músculos a través de tus vasos sanguíneos. La temperatura del agua fría contrae los vasos sanguíneos en lugar de dilatarlos para reducir el dolor. Tomar un baño frío puede ser un reto, pero trata de utilizar la temperatura más fría que puedas tolerar. Incluso puedes agregar una o dos bolsas de hielo en la bañera si lo deseas.

Ingredientes

Puedes agregar algunos ingredientes en la bañera que también pueden ayudar a relajar los músculos. Considera añadir sales de mar o sales de Epsom a tu tina, esto ayudará a reducir la inflamación y a calmar el sistema nervioso central. También puedes utilizar aceites esenciales que pueden ayudar a relajarte y ayudar a los grupos de músculos doloridos como el eucalipto, la bergamota y la lavanda.

Beneficios

Inicialmente, una compresa fría o un baño frío ayudará a entumecer la espalda y a aliviar el dolor. Días después de tu lesión o entrenamiento, puedes optar por un baño caliente para tus dolores musculares; el calor penetrará y relajará los músculos, reduciendo el riesgo de espasmos. Un baño caliente también reduce los niveles de estrés en todo el cuerpo. Puede ser que no te des cuenta, pero cuando tienes dolor muscular en un área, las áreas circundantes se pueden tensar por el esfuerzo para compensar los grupos de músculos doloridos y débiles. El baño puede relajar los músculos y prepararlos para el estiramiento y el próximo entrenamiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles