Barreras y beneficios de la inclusión

Escrito por ashley seehorn | Traducido por claudia caceres
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Barreras y beneficios de la inclusión
La inclusión es uno de los temas más controvertidos en la educación moderna. (Mano jugando image by REUS from Fotolia.com)

La inclusión es uno de los temas más controvertidos en la educación moderna. Es similar a la desinstitucionalización de la década de 1970 y la incorporación de la década de 1980, y comparte sus orígenes con ambos. La inclusión se requiere cada vez más por los departamentos estatales de educación y ha sido confirmada en las decisiones judiciales como el modelo de prestación de servicios más adecuado para los niños con discapacidades.

Otras personas están leyendo

Inclusión

Por lo general, cuando el término "inclusión" se utiliza, lo que se quiere decir es "inclusión total". Inclusión completa es cuando los estudiantes con discapacidades son educados en el aula de educación regular a tiempo completo. Estos estudiantes son parte de la clase de educación general y participan en todos los aspectos de la cultura del aula. Participan en el mundo académico y clases especiales como arte, biblioteca y educación física, almuerzo, actividades de recreo y asambleas. En otras palabras, en un modelo de inclusión, los estudiantes con necesidades especiales son tratados de forma similar a cualquier otro estudiante en la escuela. La inclusión no es lo mismo que la "integración". La integración ha sido la inclusión parcial de los niños con discapacidades en clases de educación general, pero en una escuela de educación especial. La diferencia principal es que con la inclusión, la colocación primaria del estudiante es la clase de educación general, aunque pueden ser retirados por servicios relacionados, tales como terapia del habla y terapia ocupacional.

Orígenes y fundamentos

El origen de la inclusión, y de hecho toda la educación de los alumnos con discapacidad, tiene sus raíces en el movimiento de derechos civiles. El argumento que se expone en Brown v Board of Education (1954) era esencialmente que las escuelas separadas para niños de color no condujo a una educación igualitaria. Esto se aplicó más tarde a la educación de los niños con discapacidad, lo que lleva finalmente a la EHA (Ley de Educación de todos los Niños Discapacitados) o la Ley Pública (PL) 94-142 en 1975. Esta ley provee la educación pública gratuita y apropiada para todos los niños con discapacidades. La ley fue ratificada más tarde bajo el acrónimo IDEA (Individuals with Disabilities Education Act). La creencia era y es que para recibir el mismo acceso a la educación pública los niños con discapacidades deben ser educados en las mismas escuelas que los niños sin discapacidades. Del mismo modo, la justificación de la inclusión es similar. Por su educación igualitaria, los estudiantes con necesidades especiales deben estar en las mismas aulas que sus compañeros de desarrollo típico.

Barreras

Hay muchas barreras para la plena inclusión. Una de las más significativas es la actitud de los administradores, padres, profesores y alumnos. Muchos padres temen que se permitan que los niños con discapacidad estén en las aulas con sus hijos. Los maestros y administradores temen que su tiempo sea monopolizado por los alumnos con necesidades especiales y así evitar una educación apropiada a los otros estudiantes. Por lo general, los niños en desarrollo a veces temen lo desconocido de los niños que son diferentes a ellos mismos. Estos temores pueden ser aliviados a través de la educación de los padres y alumnos y el apoyo a los profesores de aula por parte del personal de educación especial. Los maestros deben tener el apoyo que necesitan para educar a todos los niños en sus clases. Este apoyo puede ser en forma de tiempo de planificación extra, asistentes educativos, la formación específica en la enseñanza de métodos o estilos de aprendizaje o incluso ayudas ambientales, tales como escritorios apropiados y otros materiales físicos para los estudiantes.

Otras barreras

Las fórmulas de financiación estructurada para castigar a los sistemas escolares que implementan la inclusión son una barrera importante. Si hay más fondos para los estudiantes que son excluidos o se utilizan en su totalidad en ambientes de educación especial, entonces los sistemas escolares es poco probable que empujen a estos estudiantes a pasar más tiempo en ambientes de educación regular. Otro obstáculo importante para la inclusión son las experiencias negativas que los padres de los niños con discapacidad han tenido con los maestros y administradores. A veces, los padres sienten que sus hijos necesitan un "break" en el programa de educación general para aliviar estas frustraciones. Por último, la falta de capacitación en la enseñanza de niños con necesidades especiales es a menudo citado como un problema por los educadores en general. Estos maestros a menudo no se sienten preparados para educar a niños con necesidades especiales, especialmente con el reciente énfasis en las calificaciones obtenidas y la responsabilidad. Corresponde a los administradores y el personal de educación especial ayudar a aliviar los temores y frustraciones de los profesores y los padres, pero sólo los legisladores pueden ayudar con las fórmulas de financiación obsoletas.

Beneficios para estudiantes con discapacidades

Entre el más importante de los beneficios de la inclusión es el de una educación apropiada para el estudiante con discapacidad. Que puedan acceder a la misma educación que sus compañeros de desarrollo típico y, por tanto, esperar a tener más éxito en las futuras experiencias educativas. También, el niño con necesidades especiales puede hacer amigos que no podría hacer si no se les permitiera mezclarse con los estudiantes sin discapacidades. Por otra parte, experimentarán oportunidades para la resolución de problemas por estar en un ambiente educativo más auténtico, que le ayudará cuando trate con el mundo fuera de la clase, sobre todo al entrar en la fuerza de trabajo.

Beneficios para los estudiantes sin discapacidades

Muchos artículos se han escrito sobre los beneficios de la inclusión de los niños con necesidades especiales, pero poco se ha dicho acerca de los beneficios para los estudiantes de desarrollo típico. El beneficio más importante para estos estudiantes es un entorno de aprendizaje auténtico. Estos hijos algún día formarán parte de la sociedad, que van a trabajar y ser parte de una comunidad. En sus comunidades, con el tiempo se encontrará con personas con discapacidad. Para fomentar la comprensión en lugar del miedo, es fundamental que los niños sean expuestos a personas de todas las razas, sexos, religiones y habilidades. El ambiente de aprendizaje debe ser un microcosmos de la sociedad, con todos los tipos de personas representados.

Otros beneficios

Todos los estudiantes pueden beneficiarse de una variedad de estilos de aprendizaje y de los métodos de enseñanza que se utilizan en el aula. Ayudantes paraprofesionales pueden liberar al profesor y darle más tiempo para hacer prácticas de enseñanza, lo que puede beneficiar a todos los estudiantes. Los soportes ambientales tales como rampas, baños adaptados y arreglos en aulas pueden beneficiar a los estudiantes con discapacidades y sus compañeros de desarrollo típico, así como miembros de la comunidad que necesitan acceder a la escuela para reuniones de padres u otros eventos. La inclusión también puede reunir a la educación general y educación especial para trabajar de forma conjunta, posiblemente dar con estrategias que pueden beneficiar a todos los estudiantes y maximizar la efectividad de la instrucción en el aula para todos los involucrados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles