Batidos nutritivos para niños

Escrito por kate wharmby seldman | Traducido por reyes valdes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Batidos nutritivos para niños
Prepara un delicioso batido para tu hijo, que sea más nutritivo de lo que él piensa. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Los niños a menudo andan con prisa; también suelen ser quisquillosos a la hora de escoger lo que quieren comer. Sin embargo, un batido nutritivo sí que pueden beberlo aunque no tengan tiempo para sentarse a comer, y también puede contener nutrientes ocultos, como los vegetales, los mismos que el niño no comería si los pudiera ver en su plato. Algunos batidos pueden tener mucho más valor nutritivo por su costo que las bebidas de postre más tradicionales. Cuando estés preparando bebidas batidas para tu hijo, considera siempre el contenido de grasa de los lácteos y asegúrate de que es apropiado para su edad.

Otras personas están leyendo

Batidos

Los batidos son la manera perfecta de alimentar a tus hijos con algo que sabe como una malteada, pero que está lleno de nutrientes. Usa yogur natural como la base de tu batido. Si tu hijo tiene menos de 2 años, usa yogur entero; a esa edad requiere de grasas para su crecimiento y desarrollo. Agrega cualquier fruta que tengas a la mano, como fresas, moras, zarzamoras, duraznos, ciruelas, duraznos y nectarinas. Las cerezas e higos, cuando son de temporada, son buenas frutas para agregar a los batidos también. Las bananas, manzanas y naranjas son clásicos de la tienda de abarrotes y quedan muy bien en los batidos. No te olvides de los vegetales; puedes hacer que el sabor de la espinaca sea casi indetectable si la agregas a un batido de frutas. O, si a tu hijo le encantan los vegetales verdes, haz de ellos el ingrediente principal y agrega otros elementos (como jugo de manzana o uvas) para balancearlos. Puedes agregar todavía más valor nutricional agregando germen de trigo o pasto agrópiro (wheatgrass) a la mezcla. Si el batido está demasiado espeso, agrega leche (entera para niños de menos de 2 años), agua o jugo de frutas. Endulza la mezcla con néctar de agave o jarabe de maple en lugar de azúcar refinada.

Batidos verdes

Asegúrate de que tus hijos estén comiendo sus vegetales, y algunas veces también sus frutas y hierbas, dándoles batidos verdes. Puedes combinar prácticamente cualquier fruta y vegetal que puedas encontrar en tu refrigerador, ponerlo en la licuadora o extractor y hacer tu propia bebida verde. Estos batidos están usualmente hechos con una mezcla de vegetales verdes, ya sea hechas puré en la licuadora o jugo con el extractor. Los vegetales que se usan más a menudo incluyen el pepino, acelga, apio, espinaca, aguacate, tomates secos, lechuga (tipo iceberg, roja y romana), brotes y pasto agrópiro. Las hierbas y especias que se pueden agregar a los batidos verdes incluyen perejil, albahaca, eneldo, menta, jengibre y cilantro. Puedes agregar fruta, yogur o helado también.

Malteadas clásicas

La malteada tradicional está hecha con helado, leche y azúcar. Debido a que contiene lácteos, es alta en vitamina D y calcio. De acuerdo con datos de LiveStrong.com, sin embargo, una malteada de 8 onzas (240 ml) de malteada de vainilla suma hasta 280 calorías y contiene 12,5 gr de grasa, es decir 20% de tu consumo diario recomendado. Aunque las malteadas sean de las bebidas favoritas de los niños, no son suficientemente nutritivas y probablemente deberán ser reservadas para ocasiones especiales.

Entera contra descremada

Generalmente, de seguro querrás que los lácteos que agregas a tus batidos sean bajos en grasa, a menos que tu hijo sea menor de los 2 años de edad. La leche entera contiene grandes cantidades de grasa saturada, que puede bloquear las arterias y causar enfermedades cardiacas en etapas posteriores de la vida. Los niños de hoy en día comen muchas más grasas saturadas de las que comían los niños hace 20 años. De acuerdo con un artículo del periódico británico The Daily Mail, la Agencia de estándares alimenticios británica (British Food Standards Agency) está preocupada porque los niños de hoy en día tienen una presencia mucho mayor de grasa en la sangre que hace dos décadas. El contenido de grasa en la sangre puede ser una señal temprana de enfermedad coronaria.

Si tu hijo se halla entre los 1 y 2 años de edad, sin embargo, necesitará comer productos lácteos enteros. Las grasas ayudan al crecimiento y desarrollo del cerebro, así como a la visión.

Batidos para ganar peso

¿Deberían tus niños beber batidos fortificados que se venden como nutrición líquida? La respuesta es sí, si así lo deseas, siempre y cuando tu hijo esté consumiendo una dieta balanceada y nutritiva la mayor parte del tiempo. Quizás se encuentra en el extremo bajo del espectro de peso o quizás ha estado enfermo y no ha podido comer bien; quizás simplemente esté atravesando por una fase de "poca hambre". En estos casos, una bebida como Pediasure o Boost puede proporcionar calorías, vitaminas y minerales en una forma fácil de consumir.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles