Cómo hacer para que un bebé de diez meses se duerma a la hora de la siesta

Escrito por michelle johnson | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer para que un bebé de diez meses se duerma a la hora de la siesta
Los niños de 10 meses, algunas veces, prefieren practicar algunas de sus habilidades antes que dormir (ver Referencias 6). (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

A los 10 meses, los bebés duermen un promedio de 14 horas, unas 11 durante la noche y tres en el transcurso del día. En general, toman dos siestas al día, una por la mañana y otra por la tarde. Aunque algunos siguen este cronograma de sueño sin problema, otros se niegan a dormir la siesta y, como resultado, se ponen de mal humor por el cansancio. Si tu bebé tiene problemas para dormir, puedes aplicar unas pocas técnicas para ayudarlo a dormirse durante el día.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Elige el mejor momento para acostar al bebé a dormir. Si se levanta más o menos a la misma hora todos los días, organiza sus siestas para que permanezca despierto alrededor de dos horas antes de volver a dormir. Si se despierta entre las 7 y las 8 de la mañana, acuéstalo a dormir a las 10 de la mañana y a las 2 de la tarde, por ejemplo. Si no puedes planear el tiempo de esa forma, porque se despierta a un horario diferente todos los días, llévalo a dormir dos horas después de que se haya levantado.

  2. 2

    Observa al niño para detectar signos de cansancio. Los bebés muy cansados tienen dificultad para quedarse dormidos. Una vez que veas que está bostezando, frotándose los ojos o poniéndose inquieto, es posible que hayas dejado pasar el momento ideal para hacerlo dormir. Trata de predecir cuánto comenzará a mostrar indicios de cansancio y prepáralo para la siesta entre 15 y 20 minutos antes de eso. Si notas que suele cansarse demasiado con el cronograma de siestas habitual, ajústalo para que se adapte mejor a sus necesidades de sueño.

  3. 3

    Crea una rutina previa a la siesta que ayude a preparar al niño para ir a dormir. Realiza juegos más tranquilos antes del momento de la siesta, para no exaltarlo demasiado. Acuéstalo a dormir como lo haces por la noche; por ejemplo, en la cuna, en una habitación con poca luz. Realiza las mismas actividades de relajación, como mecerlo en una habitación oscura, leerle un cuento o cantarle una canción, antes de cada siesta, para ayudarlo a relajarse. Una vez que esté por quedarse dormido, acuéstalo en la cuna, para que aprenda a dormirse solo.

  4. 4

    Quédate con él hasta que se duerma, si es que tu presencia lo ayuda a relajarse y quedarse dormido. Acuéstate sobre una cama y acurrúcate con el bebé hasta que se quede profundamente dormido. Aprovecha la oportunidad para dormir también tú, llévalo a la cuna o sal de la habitación en silencio.

  5. 5

    Si el niño no parece estar lo suficientemente cansado, elimina la siesta de la mañana. A los 10 meses, la mayoría de los bebés siguen durmiendo dos siestas al día, pero algunos ya están listos para dejar una, en especial si duermen más tiempo durante la tarde. Puede ser más sencillo hacerlo dormir si te concentras en una única siesta, cuando realmente está cansado.

Consejos y advertencias

  • Recuerda que todos los bebés son diferentes. El hecho de que muchos necesiten dormir una determinada cantidad de horas o durante una o dos horas cada vez no significa que los demás también. Si tu niño duerme poco o menos que el tiempo promedio, pero no se comporta como si estuviera cansado o molesto, es posible que esté durmiendo lo que él necesita.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles