¿Qué hacer con un bebé con la piel caliente al tacto?

Escrito por ivy morris | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué hacer con un bebé con la piel caliente al tacto?
Puedes tomar la temperatura de tu bebé en el recto, el oído o la boca. (Emma Innocenti/Digital Vision/Getty Images)

Cuando la piel de tu bebé se siente caliente al tacto, algo está mal. A diferencia de los niños mayores, no le puedes pedir a un bebé que sostenga un termómetro debajo de la lengua durante 20 segundos y luego describa en palabras lo que siente. Todavía puedes tomar su temperatura, tener acceso a sus síntomas y proporcionar el cuidado adecuado.

Otras personas están leyendo

Causas

La fiebre causada por una enfermedad es la causa más común de que tu bebé se sienta caliente al tacto, sin embargo, tu bebé también puede presentar fiebre después de la vacunación, durante la dentición o cuando está demasiado abrigado. Si durante la dentición del bebé, éste tiene una fiebre superior a 99 grados F (37,22 ºC), una enfermedad es probablemente que sea la causa. Vestir a tu bebé demasiado abrigado es peligroso porque tu bebé no puede regular su propia temperatura corporal tampoco. Además, vestir a tu bebé demasiado abrigado puede causar el síndrome de muerte súbita del lactante, indica la Academia Estadounidense de Pediatría.

Las temperaturas rectales

Los termómetros rectales dan una lectura exacta de la temperatura de tu bebé y son los únicos termómetros recomendados para lactantes menores de tres meses. Una temperatura rectal normal es de 99,6 grados F (37,55 ºC), y una fiebre es una temperatura rectal mayor de 100,4 grados F (38 ºC), indica FamilyDoctor.org. Para tomar la temperatura rectal, coloca a tu bebé sobre su espalda y tira de sus piernas hacia su pecho, como en un cambio de pañal. Pega un termómetro lubricado aproximadamente entre 1/2 a 1 pulgada (1,27 a 2,54 cm) en la abertura anal. Si sientes alguna resistencia, detente. Sostén el termómetro en su lugar entre tus dedos y toma su parte inferior con tu mano hasta que el termómetro suene. Retira con cuidado el termómetro en un movimiento fluido.

Las temperaturas orales y timpánica

Si tu bebé tiene por lo menos 3 meses de edad, puedes tomar su temperatura oral con un termómetro digital en la boca, o puedes tomar la temperatura timpánica con un termómetro electrónico de oído. Un termómetro de oído descansa en el interior de la cavidad del oído, pero no debe tocar el tímpano. Una temperatura oral o timpánica normal es de 98.6 grados F (37 ºC). La mayoría de los médicos define una fiebre como una temperatura oral o timpánica por encima de 99,5 grados F (37,5 ºC), indica FamilyDoctor.org.

Tratamiento

Los antipiréticos, como el acetaminofeno o el ibuprofeno, son seguros para los bebés mayores de 2 meses. Sigue las instrucciones del envase para la dosificación. La dosificación correcta depende del peso de tu bebé y su edad. No le des a un bebé menor de 2 meses de edad cualquier antipirético sin el permiso de tu médico. Nunca le des una aspirina infantil ya que puede causar la enfermedad fatal del síndrome de Reye, advierte KidsHealth.org. Mantén a tu bebé hidratado con líquidos en abundancia. Dale a tu bebé un baño de esponja con agua tibia, vístelo con ropa ligera y ajusta el termostato de tu casa entre 70 y 74 grados F (21,11 y 23,33 ºC).

Advertencias

La gravedad de la fiebre dependerá de la edad del bebé y los síntomas que acompañen a la fiebre. Cualquier fiebre en un bebé menor de 3 meses de edad es peligrosa y debes llamar a tu médico. Para un bebé entre 3 meses y 6 meses, llama a tu médico si la temperatura del bebé alcanza los 101 grados F (38,33 ºC) o es superior. Para un bebé de 6 meses o más, llama a tu médico si una fiebre de 102 a 102,9 grados F (38,88 a 39,38 ºC) le dura más de dos días, o si la fiebre llega a 103 grados F (39,44 ºC) o es más alta. FamilyDoctor.org dice que llames a tu médico si cualquiera de los siguientes síntomas se presentan con fiebre: sequedad de boca, tirar de las orejas, llanto agudo, lloriqueo, irritabilidad, falta de apetito, palidez, convulsiones, dolor de cabeza, erupciones en la piel, dolor en las articulaciones o hinchazón, dolor de garganta, rigidez de cuello, dolor de estómago, hinchazón de la parte blanda de la cabeza de tu bebé, falta de respuesta, flacidez, sibilancias o dificultad para respirar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles