Salud

Bebés y rosácea

Escrito por lauren leatherman | Traducido por pei pei
Bebés y rosácea

Aunque es poco común, los bebés pueden sufrir de rosácea.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La rosácea es una condición que da a la piel una apariencia roja, gruesa e irritada. El enrojecimiento generalmente está presente en las mejillas, la frente o la nariz. Mientras que suele ser más común en adultos, esta enfermedad también afecta a menores, incluidos los bebés. Aunque los padres sin duda se verán alarmados ante la presencia de la rosácea en sus bebés, deben tener en cuenta que los tratamientos para el manejo de la enfermedad son confiables, seguros y se encuentran ampliamente disponibles.

Otras personas están leyendo

Aparición

De acuerdo con el sitio web Rosacea.org, se estima que 16 millones de estadounidenses sufren de rosácea. Generalmente, esta condición afecta a los adultos y es bastante rara en niños y bebés. Sin embargo, los casos de rosácea en lactantes se han documentado en la literatura médica. Los bebés afectados comparten síntomas similares a los de adultos con rosácea diagnosticada.

Sensibilidad de la piel

La rosácea Infantil se caracteriza por una extrema sensibilidad de la piel. Los bebés afectados pueden expresar su descontento cuando se les toca o cuando ciertos materiales entran en contacto con su piel. La picazón --también asociada con la rosácea en adultos-- lleva al bebé a frotarse con frecuencia, lo que irrita aún más las zonas afectadas.

Apariencia física

La rosácea suele causar una erupción desigual picada, que luce como un sarpullido por irritación. La afección a menudo ataca la cara, enrojeciendo las mejillas y la frente y en ocasiones dilatando los poros. De manera adicional, los vasos sanguíneos aracnoideos se hacen presentes en la cara. A medida que el bebé crece, éstos lucen más gruesos.

Otros síntomas

Una gama de síntomas pueden acompañar a la rosácea del bebé. Éstos incluyen infecciones frecuentes como sinusitis o alergias. De acuerdo con Rosacea.org, la condición puede producir orzuelos del párpado en niños y lactantes e hinchazón facial ocasional (edema). Esto último conduce a menudo al desarrollo de exceso de tejido en la nariz, haciendo que la superficie se vuelva bulbosa.

Tratamientos

En la actualidad, no existe una cura conocida para la rosácea. Sin embargo, la enfermedad y sus síntomas pueden ser mitigados con tratamiento. Las opciones incluyen antibióticos orales y cremas recetadas por un médico.

Dolencias similares

Debido a que la rosácea es bastante rara en los niños, los padres deben hacer que la condición de su hijo sea diagnosticada por un médico. Otras afecciones de la piel tales como el eczema (dermatitis atópica) y el acné infantil pueden ser confundidas con la rosácea. Estas condiciones se manifestarán con partes secas y enrojecidas de la piel y picazón persistente.

Cuidados diarios

Si tu bebé es diagnosticado con rosácea, pídele al médico que te recomiende el mejor modo de controlarlo y tratarlo. Además de los antibióticos y las cremas tópicas, el doctor te dará consejos especiales para el cuidado de la piel (como por ejemplo, limitar la exposición al sol) para garantizar que la condición de tu bebé no empeore.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media