Beneficios de los entrenamientos aeróbicos y anaeróbicos

Escrito por june hathaway | Traducido por guido grimann
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Beneficios de los entrenamientos aeróbicos y anaeróbicos

    En el diccionario, aeróbico significa "con oxígeno", y anaeróbico "sin oxígeno". En el mundo de los entrenamientos, estos términos describen dos clases de ejercitación diferentes, que ofrecen resultados muy distintos. Por suerte no hay necesidad de elegir. Para obtener los beneficios de ambos, combínalos en un plan integrado de acondicionamiento físico.

    Para obtener los beneficios de ambos, combínalos en un plan integrado de acondicionamiento físico. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

  • 1 / 5

    Historia

    El Dr. Kenneth Cooper popularizó el término "aerobics" en 1968 cuando publicó su best-seller del mismo nombre. "Aerobics" se convirtió en sinónimo de ejercicio sostenido y repetitivo, con una tasa moderada de esfuerzo. El movimiento despegó realmente en 1980 con los libros o apariciones televisivas de "Fit or Fat" (Entrenamiento o Grasas), de Covert Bailey. Tanto Cooper como Bailey creían que el ejercicio aeróbico por sí solo era la clave para la buena salud y la longevidad. Millones de personas se calzaron pantalones deportivos y se congregaron en los estudios de danza aeróbica. La cultura del Aerobics incluso ingresó en la cultura pop, con la película "Perfect", protagonizada por John Travolta y Jamie Lee Curtis, y el vídeo de la canción "Physical", con Olivia Newton-Johns. Ahora sabemos que tanto los ejercicios aeróbicos como anaeróbicos son parte de los planes de acondicionamiento físico bien equilibrados. En estos días, incluso Covert Bailey aboga por intervalos anaeróbicos de velocidad y ejercicios de resistencia a la vez que realizas ejercicios aeróbicos moderados.

    Ahora sabemos que tanto los ejercicios aeróbicos como anaeróbicos son parte de los planes de acondicionamiento físico bien equilibrados. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

  • 2 / 5

    Ejercicio aeróbico

    El ejercicio aeróbico tiene al oxígeno como principal combustible. Cualquier actividad que eleve de forma constante tu ritmo cardíaco entre un 50 y un 80 por ciento del máximo durante 20 minutos o más puede ser considerada aeróbica. Correr, bailar, caminar a buen ritmo y la natación son sólo algunos ejemplos. Para determinar tu frecuencia cardíaca máxima, debes restarle tu edad a 220. Por ejemplo, si tienes 35 años de edad, tu ritmo cardíaco máximo es 185. Cualquier actividad que mantenga tu ritmo cardíaco entre 93 y 148 latidos por minuto es aeróbica. Esta clase de ejercicio, desarrollada de forma regular, acondiciona todo tu sistema cardiovascular para obtener un corazón y pulmones sanos.

    El ejercicio aeróbico tiene al oxígeno como principal combustible. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

  • 3 / 5

    Ejercicio anaeróbico

    Los ejercicios anaeróbicos son breves estallidos de esfuerzo máximo. ¿Sientes cómo queman? El ácido láctico se acumula en los músculos durante el esfuerzo máximo, dando lugar a una sensación de ardor, sello distintivo del entrenamiento anaeróbico. El levantamiento de pesas, las carreras de velocidad, y deportes como el fútbol y el tenis, que intercalan períodos de descanso con otros de intensa actividad, son anaeróbicos. Las actividades aeróbicas se convierten en anaeróbicas cuando se realizan a un ritmo que aumenta tu frecuencia cardíaca hasta el 80% del máximo. Estos ejercicios demandan un gran esfuerzo de los músculos que son entrenados, incluyendo el corazón. Mientras tu cuerpo se adapta a la carga, aumentan la resistencia, la fuerza y ​​la masa muscular.

    Mientras tu cuerpo se adapta a la carga, aumentan la resistencia, la fuerza y ​​la masa muscular. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

  • 4 / 5

    Beneficios

    El ejercicio aeróbico regular puede evitar las denominadas enfermedades por "estilo de vida", tales como la obesidad, enfermedades del corazón, derrame cerebral, hipertensión, diabetes del adulto y el cáncer. Los expertos recomiendan por lo menos tres sesiones de ejercicios de 30 minutos a la semana para cosechar estos beneficios. El ejercicio anaeróbico desarrolla la fuerza y mejora la resistencia. Los beneficios de las pruebas de velocidad y los ejercicios de alta intensidad cardiovascular se trasladan luego a tus entrenamientos aeróbicos, lo que te permite quemar más calorías ejercitándote por más tiempo y con mayor intensidad. El levantamiento de pesas no sólo te da un cuerpo fuerte y tonificado, sino que también compensa la pérdida de masa muscular que se produce naturalmente con la edad. Una mayor masa muscular también aumenta tu metabolismo, lo que te permite quemar más calorías incluso en reposo.

    El ejercicio aeróbico regular puede evitar las denominadas enfermedades por "estilo de vida". (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

  • 5 / 5

    Advertencia

    El entrenamiento anaeróbico es, por naturaleza, muy intenso. Entrenar demasiado, en un corto periodo de tiempo, puede llevar a lesiones o a cuadros de sobreentrenamiento, cuyos síntomas incluyen fatiga, problemas de sueño y aumento de la vulnerabilidad a infecciones. Las personas que estén comenzando a ejercitarse deben crear una base física con tres sesiones de entrenamiento aeróbico de 30 minutos. Consulta con tu médico antes de comenzar a practicar extenuantes actividades anaeróbicas.

    Consulta con tu médico antes de comenzar a practicar extenuantes actividades anaeróbicas. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles