Los beneficios de la L-Arginina para el fisicoculturismo

Escrito por carly roman | Traducido por mariano salgueiro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los beneficios de la L-Arginina para el fisicoculturismo
La L-Arginina es un aminoácido importante para el desarrollo de masa muscular. (bodybuilding image by andrey polichenko from Fotolia.com)

La L-Arginina es un aminoácido semi esencial o no esencial condicional, lo cual significa que no es necesario para una dieta saludable. Si bien califica como aminoácido no esencial debido a que el cuerpo humano puede producirlo, a veces se necesita su suplementación, especialmente para atletas y fisicoculturistas. Las fuentes dietarias de L-Arginina incluyen trigo, nueces, semillas, productos lácteos, aves de corral, carnes rojas y pescado. Todos los beneficios de la L-Arginina derivan de su rol en la síntesis de proteínas y en su función como precursor del óxido nítrico, un vasodilator potente. Por estos motivos, este aminoácido es importante para distintas funciones celulares, desarrollo de masa muscular y para el tratamiento de la disfunción eréctil, angina, hipertensión arterial e insuficiencia cardíaca congestiva.

Otras personas están leyendo

Crecimiento muscular

La L-Arginina contribuye con el crecimiento muscular porque es un aminoácido importante para la síntesis de la mayoría de las proteínas. Mientras se incrementa la masa muscular, la L-Arginina también funciona como señal de las células musculares, fomenta la liberación de hormona de crecimiento y promueve el metabolismo de grasas. El resultado general es la tonificación óptima de la masa muscular magra que buscan los fisicoculturistas. Al eliminar los almacenamientos de grasa debajo de la piel y promover el crecimiento muscular, la L-Arginina mejora tu condición física e incrementa la fuerza que se necesita para el fisicoculturismo.

Vasodilatación y resistencia

La fuerza mediante el desarrollo de masa muscular no es el único beneficio de la L-Arginina en para al fisicoculturismo. Siriviendo como precursor del vasodilator, óxido nítrico, la L-Arginina promueve la resistencia y el condicionamiento muscular. Cuando se libera óxido nítrico, éste ensancha los vasos sanguíneos mediante la relajación de los músculos de sus paredes. Esto disminuye la presión arterial e incrementa el flujo sanguíneo hacia los músculos durante la actividad física. El flujo sanguíneo incrementado representa un adecuado suministro de oxígeno y nutrientes hacia los músculos y durante un tiempo más prolongado. Esto reducirá el daño muscular, promoverá la curación y brindará el máximo rendimiento.

Mejora del sistema inmune

La L-Arginina ayuda a mantener la salud en general mejorando el sistema inmune. Absorbe los radicales libres e incrementa la efectividad de las células del sistema inmune. Como el fisicoculturismo te somete a un estrés físico repetitivo e incrementa las probabilidades de contraer infecciones y padecer daño muscular, es importante asegurar que el sistema inmune siempre esté reforzado.

Suplementación para fisicoculturistas

No hay una dosificación estándar de L-Arginina para el fisicoculturismo, sino que se acepta un rango de 2 a 30 g diarios. Sin embargo, para reducir la ocurrencia de efectos secundarios tales como náuseas, diarrea y debilidad, tienes que empezar con una dosis baja de 3 a 5 g diarios antes y después de la actividad física. Luego de la primera semana, incrementas la dosificación hasta un punto en donde los beneficios se maximicen y los efectos secundarios se reduzcan. Los suplementos de L-Arginina deberían tomarse en ciclos, discontinuando el régimen luego de dos meses y retomándolo al cabo de otros dos meses.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles