Las beneficiosas propiedades nutricionales de la berenjena

Escrito por joseph schaeffer | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las beneficiosas propiedades nutricionales de la berenjena
Aunque su contenido en proteínas es escaso, la berenjena se puede utilizar como sustitutivo de la carne. (Horst Frank)

La berenjena ha sido desde siempre un elemento básico en las cocinas de todo el mundo. Desde el Mediterráneo hasta el este de Asia, pasando por Oriente Medio, chefs de todo el mundo han empleado este vegetal de sabor suave en una amplia variedad de platos muy populares. Hoy en día, la berenjena es objeto de atención por sus beneficiosas propiedades nutricionales y por la posibilidad de utilizarla como un sustitutivo de la carne bajo en calorías.

Otras personas están leyendo

Identificación

Aunque técnicamente se trata de una fruta, la berenjena es considerada más bien como una verdura en los círculos culinarios. La planta pertenece a la familia de las solanáceas, lo que la convierte en prima cercana del tomate y la papa. A la hora de elegir una berenjena, busca una que se note pesada y firme al tacto. La piel debe estar lisa y no debe haber en ella señales de golpes, magulladuras o manchas marrones. Si prefieres disfrutar de un sabor más dulce y una pulpa más tierna, elige una berenjena pequeña o mediana. Las de mayor tamaño suelen estar más duras y tener un sabor ligeramente amargo.

Beneficios

Las berenjenas de por sí son bajas en calorías, por lo que constituyen una excelente elección para cualquier persona que desee perder peso. Una taza de berenjena cocida contiene solo 28 calorías y 0,2 gramos de grasa. La berenjena también es una buena fuente de fibra dietética, con 2,5 gramos por porción. La fibra ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre y a mantener bajo el colesterol. La berenjena contiene también un montón de poderosos antioxidantes. Según un estudio de la Universidad de California en Berkeley publicado en el número del 7 de agosto de 2000 de la revista Toxicology, en la piel de la berenjena existe un antioxidante llamado nasusina, que protege las células del daño producido por los radicales libres. Se cree que otro de los antioxidantes que posee, el ácido clorogénico, tiene propiedades anticancerosas.

Tipos

Las berenjenas presentan una diversidad de formas, tallas y colores. La americana (o globo) es esa berenjena de gran tamaño, con forma de pera y piel de color púrpura oscuro que se ve con frecuencia en los supermercados. La berenjena italiana es similar a la variedad americana, pero ligeramente más pequeña. Las berenjenas japonesas tienen forma cilíndrica y un color que puede ir desde el rosa claro al morado oscuro. Tienen la piel fina y un sabor más dulce que las variedades americana e italiana. Por último, las berenjenas blancas, de sabor suave, tienen una textura carnosa y firme.

Consideraciones

Esta versátil verdura puede ser utilizada como un sustitutivo de la carne bajo en calorías en la elaboración de muy diversos platos. Las berenjenas a la parmesana horneadas es un plato que le resultará muy familiar a mucha gente, pero también puede ser un gran acierto añadir berenjenas a los revueltos que no lleven carne y a los platos de pasta, y también a las sopas y guisos. Las hamburguesas de berenjena a la parrilla son una deliciosa alternativa a la hamburguesa tradicional. Cortadas en rodajas gruesas y marinadas, a estas hamburguesas se les añade luego por encima queso, tomate y cebolla; pueden ser servidas con o sin el pan. Hay que tener en cuenta que la berenjena es un alimento relativamente bajo en proteínas. Así que, cuando sea utilizada en lugar de la carne, se debería incluir alguna fuente de proteínas en la comida, como queso, frijoles o lentejas.

Advertencia

La berenjena contiene cantidades apreciables de oxalato, un ácido orgánico que puede ser perjudicial para personas que tengan algún tipo de afección en el riñón o en la vesícula biliar. Si se tienen antecedentes de cálculos renales o biliares, tal vez sería mejor evitar las berenjenas y cualquier otro alimento rico en oxalatos, como las espinacas o las hojas de remolacha.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles