Biomecánica de las carreras de velocidad

Escrito por brad dieter | Traducido por paula ximena cassiraga
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Biomecánica de las carreras de velocidad
(Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Las carreras de velocidad son extremadamente técnicas. Implican el uso y la coordinación de todo tu cuerpo. Los corredores olímpicos ajuntan finamente la biomecánica de su forma de correr carreras por años para reducir sus tiempos por fracciones de segundos. Existen cuatro fases básicas de las carreras de velocidad: apoyo, envión temprano, envión medio y envión tardío. Estos cuatro movimientos suceden en cada paso que haces al correr. Además, en cada fase, tus músculos se contraen ya sea excéntrica o concéntricamente. En el movimiento excéntrico, la tensión aumenta en el músculo a medida que se alarga; en el movimiento concéntrico, la tensión aumenta en el músculo a medida que se achica. Por ejemplo, tus bíceps se someten a la flexión muscular excéntrica durante la fase descendente de su curvatura, y a la flexión muscular concéntrica durante la fase ascendente.

Otras personas están leyendo

La fase de apoyo

La fase de apoyo también se conoce como empuje hacia afuera. Esta fase es responsable de tu propulsión hacia adelante. Aquí suceden muchos movimientos. El primero es la flexión excéntrica de tu cadera. Este movimiento es responsable por disminuir la rotación del muslo hacia atrás. El siguiente es la extensión concéntrica de la rodilla. Este movimiento impulsa tu centro de gravedad hacia adelante. El último movimiento que sucede es la flexión plantar concéntrica. La flexión plantar es lo que te da la propulsión hacia adelante.

La fase del envión temprano

Durante la fase del envión temprano, tus caderas y tus rodillas hacen la mayoría del trabajo. Se están preparando para el siguiente paso. Durante esta fase suceden dos movimientos: la flexión excéntrica de cadera y la extensión excéntrica de rodilla. Durante la primera, desaceleras la rotación hacia atrás del muslo. La segunda implica los músculos cuádriceps. Estos actúan para disminuir la rotación hacia atrás de la pierna y los pies.

La fase de envión medio

La fase de envión medio toma sólo milisegundos y es la más básica de todas. Un movimiento importante sucede durante esta fase, que es la flexión concéntrica de cadera. Durante esta flexión, aceleras tu muslo hacia adelante. En esta fase te preparas para tu próximo movimiento de propulsión.

La fase del envión tardío

Durante los últimos milisegundos antes de que tu pie tome contacto con el suelo sucede la fase del envión tardío. Esta fase implica dos movimientos importantes: la extensión concéntrica de la cadera y la flexión excéntrica de la rodilla. El primero es responsable de rotar tu muslo hacia atrás. Esto equilibra tu cuerpo sobre tus pies, permitiéndote tomar el siguiente paso. La flexión excéntrica de la rodilla acelera toda la pierna hacia atrás. Este movimiento limita la extensión de tu rodilla y ayuda a minimizar el freno cuando tus pies tocan el suelo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles