Salud

Cómo saber si eres bipolar

Escrito por sandi busch | Traducido por irene cudich
Cómo saber si eres bipolar

Ante un trastorno bipolar, hay que acudir a un profesional de la salud mental.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Con sus característicos cambios de ánimos entre bajos niveles de energía y pensamientos suicidas hasta altos niveles energéticos y pensamientos galopantes, podrías pensar que el trastorno bipolar debería ser fácil de identificar. Pero no siempre es así. A veces los episodios de estado de ánimo no son tan extremos, su duración varía y ambos estados pueden coexistir al mismo tiempo. Puedes sospechar que algo anda mal pero surgir del episodio de ese estado de ánimo y verte tentado a ignorarlo. Pasar por alto los síntomas puede ser un error desastroso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Aprende cuáles son los síntomas. La manía bipolar se define por hablar demasiado, distracción, autoestima elevada, pensamientos que no cesan y una tremenda energía hasta el punto en que no puedes dormir o necesitas dormir muy poco. Durante un episodio maníaco también es característico participar de actividades que apunten a la búsqueda del placer y que tengan el potencial de ser dañinas o ilegales. Además de una baja energía y pensamientos suicidas, los síntomas de la depresión incluyen fatiga, falta de interés en la vida, incapacidad para pensar o concentrarse, y sentirse sin valor, desvalido y triste.

  2. 2

    Fíjate en las pequeñas cosas. Los síntomas del trastorno bipolar no siempre son extremos. La hipomanía presenta síntomas menos severos, y un episodio combinado significa que estarás maníaco y deprimido al mismo tiempo. Bajo estas circunstancias, puedes encontrarte en un estado constante de frustración y agitación en lugar de experimentar los cambios de ánimo más obvios.

  3. 3

    Confía en tu familia y en tus amigos. Aprende todo lo que puedas acerca del trastorno bipolar, pero hazlo junto con alguien. No te aísles. Puede que necesites confiar en una persona en quien confíes para ser sincero acerca de tus síntomas. Alguien más puede ver con frecuencia los signos de un cambio de ánimo más pronto y mejor que una persona bipolar. En una fase maníaca puedes sentirte tan bien que no reconozcas que estás en medio de un episodio de cambio de ánimo, especialmente si resulta ser el primero que experimentas. Si estás deprimido, no te sentirás motivado para buscar ayuda y puede que necesites el empujón de un amigo o de un miembro de la familia.

  4. 4

    Mantén una bitácora. Una de las herramientas más importantes es mantener un registro diario de tus cambios de ánimo. Además de tu estado de ánimo, deberías incluir notas breves sobre los eventos, las interacciones personales, las medicaciones, las enfermedades físicas o cualquier cosa significativa que sucedió. Este registro te ayuda a identificar los cambios de ánimo. Es invalorable porque los episodios pueden durar tanto, o con tan poca frecuencia, que no recordarías cuándo sucedió el último episodio, cuánto duró o qué situaciones lo pudieron haber disparado.

  5. 5

    Consulta con tu médico. Si no estás seguro respecto de tus síntomas, toma una cita para ver a tu médico familiar. Él puede indicarte exámenes para buscar enfermedades físicas que puedan estar causando los síntomas y derivarte, de ser necesario, a una evaluación psiquiátrica.

  6. 6

    Habla con un profesional de salud mental. Esta es una absoluta necesidad. No existen análisis de sangre ni procedimientos diagnósticos definitivos para el trastorno bipolar. Generalmente coexiste con otros trastornos psiquiátricos o los síntomas pueden indicar una enfermedad psiquiátrica diferente. La única manera de saber por cierto si sufres de un trastorno bipolar es ser evaluado por un psicólogo experimentado.

Consejos y advertencias

  • No dudes en consultar a un profesional. No tener más síntomas no significa que te hayas curado del trastorno bipolar. Es una enfermedad para toda la vida que necesita medicación para estabilizar los estados de ánimo.
  • La manía puede llegar a agravarse, a la agresión y hasta la psicosis. La depresión severa puede conducir al suicidio. Estos extremos requieren una ayuda inmediata. Llama a tu médico o acude a la sala de emergencias.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media