Té blanco durante el embarazo

Escrito por sara ipatenco | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Té blanco durante el embarazo
Las mujeres embarazadas deberían consumir té blanco con moderación. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

El té blanco proviene de las hojas recién salidas de la planta Camellia sinensis. Tiene propiedades antioxidantes similares a las del té negro y verde, pero contiene menos cafeína. Muchas personas, incluyendo a las embarazadas, disfrutan de beber té blanco debido a sus beneficios nutritivos. A pesar de que el té blanco tiene muchos beneficios para la salud, las mujeres embazadas deben limitar su consumo, porque beberlo en exceso puede afectar de forma negativa a la futura madre y a su hijo aún no nacido.

Otras personas están leyendo

Beneficios del té blanco

Debido a que las hojas de té blanco están más cerca de su estado natural cuando se las cosecha, las propiedades para mejorar la salud que contienen las hojas se mantienen intactas. Además de sus intensas propiedades antioxidantes, el té blanco reduce el colesterol, protege al cuerpo contra las infecciones y previene ciertas clases de cáncer. Este té mejora el sistema inmune, dificultando la supervivencia de los virus y bacterias, según la Universidad del Pacífico de Medicina Oriental (Pacific College of Oriental Medicine). Una embarazada puede beber té blanco con moderación para ayudar a mantener su cuerpo sano y fuerte durante el embarazo.

Cafeína durante el embarazo

Las futuras mamás deberían beber té blanco con moderación porque contiene cafeína. Beber cafeína en exceso puede incrementar la frecuencia cardíaca y presión sanguínea de las mujeres embarazadas. También viaja a través de la placenta y directo hacia el bebé durante el embarazo, lo que conduce a cambios en los patrones de sueño y movimiento del niño no nacido. La Asociación Americana del Embarazo (American Pregnancy Association) sostiene que las mujeres no deberían consumir más de 200 mg de cafeína por día. El té blanco contiene de 20 a 30 mg de cafeína por taza, por lo que las embarazadas no deberían consumir más de unas pocas tazas diarias.

Antioxidante ECGC

El EGCG es un antioxidante que se encuentra en las variedades de té que protege al cuerpo de los radicales libres y evita la reproducción de las células cancerígenas. A pesar de que el ECGC es beneficioso para el cuerpo, perjudica la absorción de folato, según el sitio web Green Tea Library. El folato es necesario para que el feto crezca y se desarrolle, las deficiencias de folato podrían provocar defectos de nacimiento. Durante el embarazo suele recomendarse incrementar el consumo de folato, por lo que las futuras madres deberían limitar su consumo de té para prevenir una deficiencia de ácido fólico.

Alternativas de té blanco

Para las embarazadas suelen recomendarse las variedades de té que son libres de cafeína y ECGC. Entre ellos se incluyen las hojas de jengibre y frambuesa roja, el bálsamo de limón y el té de menta. La mayoría de las hierbas que se venden en las tiendas están aprobadas por la FDA, pero el sitio web de la Asociación Americana del Embarazo (American Pregnancy Association) recomienda precaución. Las embarazadas que disfrutan de beber té deberían consultar a su obstetra para aprender acerca de las variedades de té que no dañarán al bebé en desarrollo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles