Cómo blanquear y alisar tu piel con leche y limón

Escrito por tania ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo blanquear y alisar tu piel con leche y limón
Protege tu piel de los rayos del sol. (Jupiterimages, Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Además de proteger tiene una función estética, una piel lubricada y limpia es un factor importante para que te veas bella y joven. Con el paso del tiempo la piel se oscurece y se mancha, esto ocasiona que tu cara se vea marchita y dañada. Disimula las imperfecciones que el tiempo, el sol y la contaminación forman en tu piel. Puedes verte joven, bella y con la piel sana si llevas a cabo sencillas rutinas de belleza, con productos naturales, que le devolverán a tu piel la lozanía de antaño.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Leche
  • Jugo de limón
  • Agua
  • Algodón
  • Harina de garbanzos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Indicaciones

  1. 1

    Limpia tu piel con una mezcla formada por jugo de limón y agua. Agrega el jugo de un limón a medio litro de agua y revuelve. Coloca esta mezcla en un recipiente con aspersor y rocía todo tu rostro. Ten cuidado, cierra los ojos al aplicarte el agua con limón pues podrían irritarse si entran en contacto con el agua.

  2. 2

    Toma un poco de algodón y realiza movimientos circulares sobre tu rostro para extender el agua con limón por toda la piel. Los movimientos circulares te ayudarán a desprender impurezas y la piel dañada. Enjuaga con agua suficiente hasta que no quede rastro del limón. Realiza esta limpieza todas las noches después de quitarte el maquillaje.

  3. 3

    Haz una mascarilla con limón, leche, harina de garbanzos y un poco de miel. Mezcla una cucharada de harina de garbanzos, dos cucharadas de leche, tres gotas de jugo de limón y una cucharadita de miel. Incorpora los ingredientes y aplica esta mascarilla en tu cara, déjala puesta durante 15 minutos y enjuaga con agua abundante. Repite esto diariamente por cuatro semanas.

  4. 4

    No salgas a la calle después de aplicar la mascarilla de limón y leche porque tu piel se manchará más. Usa siempre un bloqueador solar aunque el día esté nublado y vivas en la ciudad. Los rayos ultravioletas pueden lastimar tu piel aunque creas que sus efectos no son inmediatos.

  5. 5

    Después de la limpieza con el jugo de limón puedes mojar un algodón en leche y cubrir tu rostro con este líquido. Déjalo en tu cara durante toda la noche. La leche aclarará y nutrirá tu piel. Debes completar este tratamiento con una buena alimentación y tomar agua suficiente para que tu piel esté hidratada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles