¿Puedo blanquear mis dientes sin tener que usar productos sofisticados?

Escrito por erica roth | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Puedo blanquear mis dientes sin tener que usar productos sofisticados?
Elige remedios naturales para blanquear tu sonrisa. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

No hay ninguna discusión: es agradable mirar dientes blancos. Los dientes no tan blancos, no son tan atractivos. La abundancia de productos blanqueadores de la dentadura en el mercado puede hacer que una muchacha se pregunte a dónde dirigirse para obtener la sonrisa más blanca y brillante sin gastar mucho dinero. Lo cierto es que debes olvidarte de los geles, las tiras y los tratamientos súper sofisticados. Puedes lograr que tu sonrisa brille en tu casa con productos simples, cotidianos y naturales.

Otras personas están leyendo

Bicarbonato de sodio

Al bicarbonato de sodio se lo conoce más como un neutralizador de olores desagradables, pero también puede blanquear tus dientes con ayuda de un poco de peróxido de hidrógeno. Sí, ese producto que usas para limpiar una herida o un raspón puede hacer que tus dientes deslumbren con su brillo. Mezcla más o menos una cucharadita de té de bicarbonato de sodio con sólo algunas gotas de peróxido de hidrógeno. La textura que buscas es una pasta que sea lo suficientemente liviana para poder cepillarte los dientes con ella, pero lo suficientemente espesa para que permanezca en el cepillo. No esperes un sabor fresco a menta, tu pasta dentífrica blanqueadora casera sabrá salada y desagradable. Pero el efecto blanqueador lo vale, ¿no es cierto?

Jugo de limón

¡Ya que la vida te provee de limones, haz un producto natural para blanquear tus dientes! Si alguna vez te hiciste reflejos en el cabello con jugo de limón, ya sabes que la fruta con aroma fresco funciona excepcionalmente bien como agente blanqueador. Usa limones para blanquear tu sonrisa y ahorra un poco de dinero en el proceso. Los limones son mucho más baratos que las tiras blanqueadoras. Mezcla el jugo fresco de limón con sal, usando tres veces más limón que sal. Hazte un buche y escupe. Escupe realmente bien, porque la mezcla tiene un sabor horroroso y puede provocarte un malestar en tu estómago delicado.

Fresas

Blanquear tus dientes sin productos sofisticados no puede ser más sencillo que comer fresas. En serio. Las fresas explotan de sabor, pero también con su contenido de ácido málico, que actúa como un agente blanqueador. Si no te gustan las fresas, aún puedes beneficiarte por su efecto blanqueador haciendo un puré de fresas para colocar sobre tus dientes. Suena extraño, pero pruébalo. Aplasta una fresa dentro de 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio. Ensúciate al colocar la pasta en tus dientes. Después de transcurridos cinco minutos, cepíllate los dientes con tu dentífrico normal para retirar las fresa, junto con los azúcares naturales que pueden provocarte caries.

Cuidado dental

Cuidar tus dientes no necesariamente los blanqueará, pero puede prevenir problemas que interfieran con una sonrisa sana y sexy. Cepillarse y pasarse hilo dental a diario remueve la placa, que puede acumularse en tus dientes y hacerlos parecer amarillentos. Visita a tu dentista dos veces al año para que te realice una limpieza profunda.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles