Cómo bloquear una puerta con un centavo

Escrito por michael j. scott | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo bloquear una puerta con un centavo
Con algunas de estas monedas podrás bloquear la puerta de un amigo y reír a carcajadas. (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Bloquear una puerta con un centavo, también conocido como "pennying" (centavo en inglés) una puerta, puede ser una broma práctica divertida de hacer a un amigo o un familiar. Para bloquear una puerta simplemente atasca un penique entre la puerta y la bisagra desde el exterior, lo que impide que la puerta se abra desde el interior. Si se realiza correctamente, la única solución es remover la puerta de la bisagra. Aunque bloquear una puerta con un puede funcionar, sólo funciona con determinados marcos de puertas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un rollo de centavos
  • Cinta adhesiva transparente
  • Martillo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Examina la puerta que deseas bloquear. Si el marco de la puerta tiene un reborde que se extiende sobre la puerta, como muchas puertas de edificios de oficinas tienen, será difícil atascar las monedas entre la puerta y la bisagra. Si el marco no tiene labio, prepara tus centavos.

  2. 2

    Selecciona el número apropiado de monedas para el espacio entre la puerta y el marco. La mayoría de las puertas necesitan cuatro o cinco. Utiliza el número máximo de monedas que quepan allí para asegurarte de que la puerta se bloqueará.

  3. 3

    Envuelve tu pila de monedas de un centavo con cinta adhesiva. Al envolver las monedas de un centavo, te aseguras de que no se separarán cuando la puerta esté abierta, lo que arruina la broma. También, envolver las monedas de un centavo hace más fáciles el atasco entre la puerta y el marco, y asegura que no quedarán marcas permanentes de desgaste en el marco de la puerta.

  4. 4

    Martilla los centavos entre la puerta y el marco. No hay desacuerdo en cuanto a si es mejor martillar los peniques en el lado de las bisagras o en el pomo de la puerta lateral. Para asegurarte de que la puerta se atasque, sigue adelante y martilla una pila en ambos lados. Lo importante es crear bastante fricción entre la puerta y las monedas que la puerta no se pueda abrir.

  5. 5

    Golpea en la puerta de la persona desprevenida y ríe a carcajadas mientras tratan de abrirla. Para ser bueno, ayúdales a poner la puerta después de haber sacado las bisagras, que es lo que tendrán que hacer para salir de la habitación.

Consejos y advertencias

  • Usa sentido común al elegir a quién jugarle esta broma. Hacerlo a tu compañero de universidad está bien, pero a tu jefe no.
  • Al igual que la mayoría de las bromas prácticas, sólo hazlo a alguien que la vaya a tomar con el espíritu apropiado.
  • No bloquees una puerta a cualquier persona que necesite ayuda médica o que tenga que salir de la habitación en cualquier momento en un futuro próximo.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles