DESCUBRIR
×

Bocadillos brasileños que debes probar

Alberto Ferreira Chagas/iStock/Getty Images

Introducción

La gastronomía brasileña tiene sus secretos deliciosos bien guardados. Platos típicos se unen a las novedades gourmet para dar como resultado algunos de los platos más exquisitos de ese país. Degusta - aunque sea con los ojos - los bocadillos brasileños que toda persona debería probar.

schafar/iStock/Getty Images

Raspadinha

Hielo triturado y saborizante son los ingredientes de este simple refresco, muy elegido por los niños brasileños en las épocas calurosas de ese país.

diogoppr/iStock/Getty Images

Beijinho

El "Beijinho" o "pequeño beso" son pequeñas bolitas preparadas con leche condensada y coco disecado, que luego son rebozadas en azúcar o coco rayado. ¡Una delicia en tamaño miniatura!

AlbertoChagas/iStock/Getty Images

Cocada

Prima hermana del beijinho, la cocada es un bocadillo hecho a base de coco rayado combinado con huevo, muy característico de la zona norte del país. Aunque las tradicionales son de color marrón dorado, ahora los colorantes comestibles permiten que haya una variedad más numerosa.

AlbertoChagas/iStock/Getty Images

Quindim

Azúcar, yemas de huevo y coco son combinados en la receta de este bocadillo para formar una especie de nata que se sirve fría. Un dato curioso es que la palabra "quindim" proviene del idioma africano Bantu, y significa "gestos y humoradas característicos de las chicas adolescentes".

Barbara Fiedler

Paçoca

La mandioca hace su primer aparición en nuestra lista con el dulce Paçoca, una golosina hecha con maní, azúcar y sal. Típico de la zona interior de San Pablo y Minas Gerais, este bocadillo es el reflejo del estilo de vida "caipira", ese que se da en las zonas rurales de Brasil.

Douglas Pfeiffer Cardoso

Bolinho de Chuva

Oriunda de portugal, la receta de este dulce está hecha con harina, huevos, leche y bicarbonato de sodio, con los cuales se forman bollos para luego ser fritos. Su toque especial está dado por la capa de azúcar y canela con la que son cubiertos una vez que ya están cocinados.

filipefrazao/iStock/Getty Images

Brigadeiro

Compañero del beijinho, el brigadeiro es la versión brasileña de las típicas trufas de chocolate. Es usual ver a esta pareja de dulces ocupar las mesas de las fiestas de cumpleaños, donde adultos y niños se desesperan por ellos. Creado en 1940, lleva leche condensada, polvo de coco y chocolate granulado.

luizagomes

Bolo de Rolo

Oriundo del estado nordestino de Pernambuco, este postre es una variante del portugués "colchão de noiva", una torta arrollada con relleno de nueces. Al llegar a Brasil, los cocineros cambiaron este ingrediente por el dulce de guayaba, una fruta muy común en esa región. La masa, muy fina, está hecha de harina, huevos, manteca y azúcar, mientras que el dulce de guayaba es derretido para lograr una consistencia gomosa. Simplemente delicioso.

Casa Fora do Eixo Minas

Pé-de-moleque

Este tradicional postre brasileño, hecho de maní y melaza, recibió su nombre debido a la semejanza que tiene con la forma de pavimentación que tenían las calles coloniales de ese país, las cuales estaban hechas con piedras unidas por cemento. Para su preparación, se mezclan maníes pelados y tostados con azúcar negra y se calientan hasta que quedan cristalizados. Luego, esta mezcla se separa en pequeñas porciones y se colocan sobre una plancha de metal untada en manteca.

Getty Images

Tapioca

La mandioca da origen a la tapioca, uno de los ingredientes más utilizados en la cocina brasileña. En este caso, su harina es mezclada con agua y sal para luego ser llevada a la sartén. Finalmente, cuando la masa ya tomó forma de crepe, se la rellena de queso, leche condensada o dulce.

kaitlyn tierney

Mousse de maracuyá

Este delicioso y fresco postre es muy fácil de preparar

Erica Pallo

Pamonha

Esta comida tradicional consta de una pasta hecha con leche y maíz envuelta en hojas de la planta de maíz. La pamonha puede ser dulce, muchas veces preparada con leche de coco, o salada y rellena con queso, salchicha, pollo o pimienta. El nombre pamonha viene de la palabra "pa'muña", del lenguaje Tupi, la cual significa "pegajoso".

bewhatwelove.wordpress.com

Cartola

Este postre es un dulce brasileño típico de la zona del nordeste, más precisamente de Pernambuco, originado por la mezcla cultural entre los colonizadores portugueses, los indígenas nativos y los esclavos africanos. Para su preparación, debes freír los plátanos en mantequilla hasta que queden bien dorados. Luego, debes derretir el queso hasta que cubra completamente a los plátanos. Finalmente, mezcla canela y azúcar y espolvoréalo por encima.

atdigital.com.br

Pavé

Oriundo de Bahía, el pavé es un postre que consta de diversas capas de galletas, crema, merengue y frutas. Un poco empalagoso para los paladares que no suelen tolerar el dulce; el elixir de los dioses para aquellos que nunca le ponen límite a su ingesta de azúcar.

Douglas Soares

Romeu e Julieta

Uno de los postres brasileños más rápidos en cuanto a su elaboración, el Romeu e Julieta se basa en la simple combinación de queso y dulce de goyaba, una fruta muy utilizada en ese país. ¡La combinación logra un sabor inigualable en solo un par de minutos!

turismo Pernambuco en flickr.com

Bolo souza leão

También pernambucano, el bolo souza leão es considerado uno de los más antiguos de Brasil y es parte del Patrimonio Cultural de aquel estado brasileño. La receta, que fue creada hace más de 140 años, incluye mandioca, leche de coco, azúcar, manteca y huevos. Algunas variantes incluyen especias como canela o frutos secos como las castañas de cajú.

jornaltudobh.com.br

Cuscuz de tapioca

La receta de este postre utiliza a la fécula de mandioca, más conocida como "tapioca", como principal ingrediente. De origen indígena, puede ser dulce o salado. Su versión dulce incluye coco rayado y azúcar; su versión salada, carne seca.

Prezado E

Pudim de leite

Hecho con leche condensada, el "pudim de leche" es uno de los postres más tradicionales de Brasil. Su receta es muy simple y solo lleva huevos, la mencionada leche condensada, leche de vaca y un poco de azúcar. Usualmente, es rociado con caramelo, creando una dupla difícil de vencer a la hora de probar algo dulce.