Bochornos que no están asociados con la menopausia

Escrito por cindi pearce | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Bochornos que no están asociados con la menopausia
Aunque los bochornos generalmente se atribuyen a la menopausia hay otras causas que pueden provocarlos. (women image by DOLPHIN from Fotolia.com)

Los bochornos se asocian principalmente con la peri-menopausia o la menopausia, pero los sofocos o bochornos pueden ser causados ​​por toda una serie de otras condiciones físicas e incluso por medicamentos que puedas estar tomando.

Otras personas están leyendo

Condiciones médicas

Los bochornos persistentes pueden alertarte de que estás experimentando una condición médica subyacente de la que no estás consciente. Si tienes hipertiroidismo (es decir, que tu glándula tiroides está funcionando demasiado rápido), esto puede dar lugar a oleadas de calor, así como puede hacerlo una enfermedad sistémica de los mastocitos, una lesión de la médula espinal, un síndrome carcinoide, un carcinoma de tiroides, tumores en el páncreas, un carcinoma de células renales y la feocromocitoma. Estas condiciones particulares se cree que estimulan la secreción de productos químicos en el torrente sanguíneo. Estas sustancias estimulan los vasos sanguíneos del cerebro o de los nervios y esto hace que se produzca el bochorno, según Wdxcyber.com.

Estrés

Si estás bajo una gran cantidad de estrés, esto puede dar lugar a bochornos. Nuestro cuerpo libera adrenalina y noradrenalina en nuestra sangre cuando estamos estresados​​. Esto aumenta el flujo de sangre, lo que genera calor. Comenzamos a tener calor y luego sudamos porque el cuerpo está tratando de librarse del calor.

Drogas

La Dra. Mary Pickett, una profesora de Harvard, señala que cualquier droga que afecta a la hormona serotonina puede provocar enrojecimiento. Los antidepresivos como el Zoloft y el Prozac, por nombrar sólo dos, pueden causar bochornos. El medicamento para la migraña puede provocar lo mismo. Los medicamentos contra la ansiedad, así como los antihipertensivos, también pueden dar lugar a sofocos.

Vitaminas, alcohol

Algunos individuos se abochornan cuando toman la vitamina Niacina. Otros pueden llegar sentir un calor extremo y sudar después de beber alcohol.

Capsaicina

Si comes alimentos que contienen capsaicina, también puedes experimentar un bochorno considerable. La capsaicina se encuentra en los pimientos picantes y tiene un efecto sobre las terminaciones nerviosas, lo que induce la dilatación de los vasos sanguíneos en el cerebro.

Medicamentos para el cáncer de mama

El uso de tamoxífeno durante el tratamiento para el cáncer de mama puede provocar bochornos, según Breastcancer.org. Curiosamente, algunas mujeres no experimentan sofocos hasta que dejan de tomar tamoxífeno, lo que puede deberse al hecho de que este medicamento, mientras se toma, encuentra una manera de combatir los bochornos. Una vez eliminado el síntoma, los bochornos se inician o reanudan.

Los hombres también pueden sufrir bochornos

Según el Dr. Frederick R. Jelovsek, el tratamiento de cáncer a la próstata, donde se usa una terapia anti-testosterona, puede hacer que un hombre experimente bochornos. Cada vez que el balance hormonal de un hombre o de una mujer se altera, ya sea por una droga, enfermedad, embarazo o por la menopausia, esto puede provocar un bochorno. Si tus hormonas están funcionando al máximo rendimiento, es probable que no seas víctima de bochornos, ya que tanto el estrógeno como la testosterona protegen contra los sofocos. Las deficiencias hormonales provocan que la piel se dilate rápidamente y luego libere calor, y eso es lo que hace que ocurra el bochorno.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles