Cómo hacer la bolsa para dormir de tu propio bebé

Escrito por genae valecia hinesman Google | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer la bolsa para dormir de tu propio bebé
Una bolsa para dormir hecha a mano será la cuna más cómoda para tu bebé. (baby #17 image by Adam Borkowski from Fotolia.com)

Una bolsa de dormir para bebé (a veces llamada "capullo") es uno de los proyectos de artesanía en costura más fácil que puedes hacer en menos de una hora. Estas sábanas vestibles se pueden hacer de diferentes materiales desde lana hasta algodón liviano. Si eres menos que un experto en coser a máquina, igualmente puedes completar este proyecto con éxito. Sólo necesitas un mínimo de costura y puedes usar hilo y aguja para obtener excelentes resultados. Esta versión de bolsa para dormir de bebé es un regalo ideal para los futuros padres y es del tamaño perfecto para la mayoría de los recién nacidos. A medida que pasa el tiempo, esta simple manta puede ajustarse para seguir disfrutando del confort, la calidez y el sueño profundo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una manta grande para bebé (de al menos 28 por 32 pulgadas (71,12 por 81,28 cm)
  • Una cinta métrica
  • Una tiza
  • Tiras o lengüetas de gancho y lazo
  • Hilo y aguja o una máquina de coser

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Extiende la manta de bebé sobre una superficie plana. Posiciónala de tal forma que la parte más larga sea la vertical (arriba y abajo) desde tu punto de vista. La parte más corta (o ancho) deberá extenderse horizontalmente (izquierda a derecha).

  2. 2

    Dobla las últimas 4 pulgadas (10,16 cm) desde la parte inferior de la manta a través del ancho. Si el material es de 32 pulgadas de largo (81,28 cm) ahora deberá medir 28 pulgadas (71,12 cm). Cose por la parte superior y los costados del doblez para mantener el material en el lugar. A medida que el bebé crezca, puedes quitar y volver a posicionar esta costura más abajo para extender el largo de la bolsa de dormir.

  3. 3

    Mide el ancho total en la parte inferior de la manta. Divide este número a la mitad y anota el número para el punto central. Marca este punto con tiza. Divide esta mitad de ancho a la mitad. El segundo número te guiará para doblar los costados derecho e izquierdo de la bolsa.

    Por ejemplo: si el ancho es 28 pulgadas (71,12 cm), la mitad es 14 pulgadas (35,56 cm). Coloca una marca de tiza a esa altura desde el costado de la manta en la parte inferior. Divide las 14 pulgadas a la mitad y obtendrás 7 pulgadas (17,78 cm). Este número te dirá dónde ubicar un doblez vertical desde el lado izquierdo de la manta. Crea un doblez similar para el costado derecho. Los dos costados de la manta deberán encontrarse exactamente en el medio. Si te ayuda, haz una marca con tiza donde se creará el doblez para usarlo como guía. Después de marcar la tela, abre los dobleces antes de continuar con el siguiente paso.

  4. 4

    Coloca tiras o lengüetas adhesivas de gancho y lazo en la bolsa para dormir. Estos elementos deberán quedar en el interior del doblez superior donde los laterales de la manta se doblan sobre el bebé. Ubícalos de forma tal que comiencen a alrededor de 8 pulgadas (20,32 cm) a 10 pulgadas (25,40 cm) desde la parte superior de la bolsa de dormir en los bordes de los costados doblados. El bebé no podrá cerrar nada más que el centro del pecho, por razones de seguridad. Deberás poder superponer el material suavemente para asegurar los broches y cerrar la bolsa sobre el bebé.

  5. 5

    Asegura el centro o los bordes de las tiras o lengüetas con costuras para mantenerlos en el lugar. Esto evitará que se salgan durante el lavado o el uso normal de la prenda. La parte inferior de la bolsa de dormir aún no se ha cerrado. Con las lengüetas que utilizas para cerrar los costados -asegurándote de que se superponen- cose el extremo inferior. Lava la bolsa de dormir con un jabón hipoalergénico y sécala completamente antes de dejar que el bebé la use por primera vez.

Consejos y advertencias

  • Algunas instrucciones para bolsas de dormir para bebés similares incluyen cintas, lazos y botones como cierres para la tela. Sin embargo, estas pueden llegar a la boca del bebé y representan un riesgo de asfixia. Usa un cierre en lugar de las lengüetas en este proyecto, pero asegúrate de colocarlo entre la costura ancha para proteger al bebé y sus prendas de que sean agarradas por algún diente del cierre.
  • Prueba los cierres de gancho y lazo antes de usarlos en este proyecto. Algunas marcas tienden a tirar partes de pelusa o pequeños trozos de tela de cierre después de varios usos. Repetidamente, presiona y quita los cierres que piensas usar sobre la tela para ver si surge algún problema. Si es así, considera la posibilidad de utilizar otra marca u otros medios de seguridad para la bolsa de dormir del bebé. Las piezas de tela sueltas pueden ser un peligro de asfixia para el bebé.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles