Como tener bonitos reflejos rubio miel

Escrito por rachel moran | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Como tener bonitos reflejos rubio miel
(Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

¡Ah, ser rubia! Las rubias se divierten más, ¿cierto? Bueno, puedes probarlo tú misma con bonitos reflejos rubio miel que te deja experimentar con besos dorados colocados naturalmente alrededor de tu cara y corona. Encuentra el tono exacto que es el adecuado para ti y prepárate para lucir una sutil pero absolutamente maravillosa apariencia.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Encuentra tu tono exacto. El rubio miel es ganador por encima de los demás. Enriquece otros tonos de rubio, brilla sobre el castaño y se mezcla con el gris. Las mujeres de piel en tonos fríos deben escoger un tono pálido de miel, mientras que las mujeres con pieles de tonos cálidos pueden escoger el dorado. El tono correcto hace a tu piel y ojos verse brillantes.

  2. 2

    Lava y seca tu cabello. Ponle champú y acondicionador exhaustivamente para que los tallos estén preparados para los depósitos de cabello sin ninguna mugre en su camino. Usa secadora como lo harías normalmente. Esto es importante porque los reflejos se ven mejor si se ponen donde el sol naturalmente tocaría tu cabello.

  3. 3

    Ponte los reflejos en las sienes. Hazte una cola de caballo y saca mechones finos de tus sienes. Los mechones deben ser del grueso de una agujeta. No saques el cabello de muy al fondo de la línea de pelo. Cuando sostengas los mechones debes de ser capaz de ver luz a través de ellos. Coloca el cabello de un lado en un papel aluminio. Cepilla el tinte en el mechón con un cepillo de dientes. Envuelve el cabello en el aluminio para que no toque el resto de tu cabello. Repite del otro lado.

  4. 4

    Coloca tus reflejos de lado. Remueve la cola de caballo del cabello y déjalo que se parta naturalmente. Coloca tu dedo índice, medio y anular justo debajo de tu partido en un lado de la cabeza. Esto es donde el sol creará reflejos naturales rubio miel. Ponle una horquilla al cabello donde cada dedo caiga. Repite en el otro lado del partido.

  5. 5

    Hazle reflejos a las secciones. Quita las horquillas de una sección a la vez. Coloca una sección en aluminio y ponle el tinte con un cepillo de dientes. Sujétala bien apretada para evitar que el tinte se filtre a otras secciones del cabello. Repite en todas las secciones.

  6. 6

    Hazle reflejos a la parte de atrás. Escoge una sección de la parte trasera de tu cabeza para hacerle reflejos. Debe ser del grosor de una agujeta, como los mechones de tus sienes. No saques mechones de muy adentro. La luz debe brillar en todas las secciones cuando lo levantes. Coloca la sección en papel aluminio, luego el tinte con un cepillo de dientes. Envuélvela bien apretada.

  7. 7

    Procesa y lava tu cabello. Espera para dejar que el tinte se procese en tu cabello por la cantidad de tiempo que indican las instrucciones del empaque. Remueve el papel aluminio uno por uno. Ponte champú y acondicionador como lo haces usualmente con los productos incluido en tu equipo de tintura. Sécalo como acostumbras a hacerlo.

Consejos y advertencias

  • No sobre proceses tu cabello. Seguir el tiempo indicado en las instrucciones mantendrá tus reflejos color miel luciendo suaves y dorados en vez de duros y como paja.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles