BPM de la música para ejercitar

Escrito por kay ireland | Traducido por maria jose gutierrez
BPM de la música para ejercitar

Usa tus auriculares mientras trotas.

John Howard/Digital Vision/Getty Images

La música puede ser un factor de motivación importante cuando se trata de hacer ejercicio. Un estudio publicado en la edición 2006 del "Journal of Sports Medicine and Physical Fitness" indica que la música puede ser una distracción útil al hacer ejercicio, ya que reduce el estrés que puedes sentir por la fatiga. Los BMP (beats per minute - golpes por minuto) de una canción pueden ayudar a tu tiempo de repeticiones y a usar una cadencia al realizar una actividad cardiovascular. Las pistas musicales correctas según los BMP pueden ayudarte a enfocarte en cada parte de tu entrenamiento.

Otras personas están leyendo

Calentamiento

Cada entrenamiento debe comenzar con un calentamiento adecuado. Un calentamiento ideal combina el estiramiento de cada grupo muscular principal con estiramientos dinámicos, como trotar en el lugar o bailar para calentar los músculos. La música para el calentamiento debería estar entre el rango de 115 y 120 BMP. El truco está en elegir una canción que sea motivadora para que puedas comenzar con tu entrenamiento a un ritmo lento, pero no en exceso. Prueba canciones como "Teenage Dream" de Katy Perry, "Blah Blah Blah" de Ke$ha o "Billie Jean" de Michael Jackson.

Levantamiento de pesas

Cuando se levantan pesas, es importante incrementar los BPM de la música, pero sin que ésta sea demasiado rápida. Escuchar una canción demasiado rápida podría inspirarte a tratar de realizar levantamientos con mayor rapidez. Esto no solo podría causar lesiones por la falta de condición física, sino que es menos eficaz que el levantamiento con un control lento y constante. Canciones con gama media de BMP entre 130 y 140 con un ritmo claro y un bajo potente son las mejores, ya que es fácil de oír el tiempo acentuado mientras realizas levantamientos. Canciones como "Somebody Told Me" de The Killers, "Mercy" de Duffy y "The Way You Move" de Outkast tienen el ritmo constante adecuado.

Ejercicios cardiovasculares

Si realizas caminatas a un ritmo lento a moderado, escoge canciones que estén en el rango de 120 a 140 BPM. Si estás buscando música que te ayude a mantenerte bombeando más sangre para caminatas más rápidas, intenta usar música con un rango de 145 a 160 BPM. Este es el ritmo para una carrera en lugar incluso una caminata rápida. Selecciona música que sea alegre y agradable. La música no solo puede ayudarte a mantenerte motivado y a presionarte a ti mismo, sino que también puedes usar el ritmo del para sincronizar tu cadencia con el fin de respirar de forma adecuada. Canciones como "Run" de Gnarls Barkley, "Speechless" de Lady Gaga y "Run It" de Grandaddy Souf pueden ayudarte a conseguir el ánimo para poder realizar tu entrenamiento cardiovascular.

Descanso

Una vez que hayas terminado de ejercitarte, es tiempo de reducir tu frecuencia cardíaca lentamente para evitar mareos después del ejercicio. Cuando selecciones canciones para descansar, elige pistas que sean relajantes y que te ayuden a finalizar tu entrenamiento con sentimientos positivos. Querrás volver al área de 120 BPM para relajarte, lo que incluye estiramientos y posiblemente meditación. "Won't Go Home Without You" de Maroon 5 y "Under Pressure" de David Bowie y Queen pueden ayudarte a pasar suavemente al ritmo adecuado para terminar tu entrenamiento con una nota alta.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media