Bricolaje: Paredes y techo de papel maché

Escrito por samantha volz | Traducido por mariano abrach
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Bricolaje: Paredes y techo de papel maché
El papel maché da a tus paredes una textura atractiva. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

El papel maché ya no es sólo para manualidades para niños nada más. Ha pasado de ser el cimiento de muchos volcanes de feria de ciencias a ser un medio artístico probado y verdadero. En las manos adecuadas, el papel maché puede convertirse en estructuras de decorados teatrales, cobertura para los muebles e incluso dar nueva vida a tus paredes y techo. Si estás cansado de los tratamientos de pared antiguos, el papel maché ofrece un medio de decoración original. Le da a tus paredes textura y color, haciendo que se vean como estuco antiguo o incluso yeso italiano.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cola en polvo para empapelado
  • Un cubo grande
  • Pigmento en polvo (opcional)
  • Palo para revolver
  • Guantes de goma
  • Tiras de papel blanco
  • Desechos de cartón
  • Un cuchillo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Añade alrededor de 3 libras (1,35 kilogramos) de cola en polvo para empapelado en un cubo de plástico grande. Mezcla en agua de acuerdo a las instrucciones del paquete, cada cola para empapelado requiere proporciones un poco diferentes de relación agua-polvo, así que mezcla cuidadosamente. Los resultados deben producir un líquido claro, lechoso.

  2. 2

    Vierte una taza de pigmento en polvo en el cubo, revolviendo cuidadosamente con tu palo para revolver. Esto le da a la pasta un tono de color muy ligero. Añade más pigmento, si lo deseas, de 1/4 de taza (6 centilitros) a la vez, hasta obtener el color correcto.

  3. 3

    Ponte guantes de goma para protegerte las manos de la pasta. Si bien no es muy cáustico, la pasta es incómoda si se seca en las manos. Los retardantes de moho en la pasta también son tóxicos si te tocan la boca o los ojos.

  4. 4

    Sumerge tiras largas de papel blanco en la pasta, de una en una. Escurre suavemente la pasta adicional con los dedos y alisa la tira sobre la pared. Superpón los bordes de las tiras para dar a la pared cobertura completa y crear una textura interesante.

  5. 5

    Introduce el papel en los bordes de la pared y el techo con el borde de una pieza de cartón. El cartón debe ser muy rígido para soportar la tarea.

  6. 6

    Deja secar el papel maché por lo menos 24 horas. Pasa un cuchillo a lo largo de las molduras del zócalo y del techo, dando a las paredes y el techo un borde liso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles