Cómo broncearse de manera natural con la piel blanca

Escrito por grace riley | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo broncearse de manera natural con la piel blanca
Aplicarse protector solar antes de intentar broncearse. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Broncear la piel blanca de manera natural es complicado pero no imposible. La principal preocupación debe ser siempre la seguridad de la piel, independientemente de la cantidad de bronceado que desees. La piel blanca se quema rápidamente, especialmente si no se trata correctamente antes de broncearse. La exposición a largo plazo también conduce a tener problemas de salud graves durante tu vida. La clave para broncear la piel de manera natural y sana, es una preparación adecuada y una exposición limitada. Aumenta gradualmente tu exposición al sol y aplica siempre protector solar generosamente para construir un bronceado natural de la forma más sana posible.

Otras personas están leyendo

Preparación

Exfolia la piel con una esponja brillante o de lufa corporal cuando te duches para eliminar la piel seca y escamosa. Quita el maquillaje de tu cara antes de que te apliques crema solar facial ya que este evita que la cara absorba el producto uniformemente. Antes de que salgas al exterior, asegura tu cabello lejos de la cara para que no bloquee el sol. Jeannette Graf, profesor de Dermatología en Monte Sanai Medical Center (Centro Médico Monte Sanai) de Nueva York , recomienda usar protector solar cuando te acuestes cada noche durante dos o tres semanas antes de empezar a exponerte al sol para que tu piel pueda construir una defensa fuerte contra las quemaduras solares.

Aplicar protector solar

Aplica el protector solar con un nivel de SPF de al menos 25 a todo el cuerpo antes de ponerte tu traje de baño. Las personas se broncean a través de la protección solar. No te saltes aplicarla para acelerar el proceso de bronceado. El protector solar facial con un SPF de por lo menos un 30 se aplica a la cara y al cuello. No te olvides de aplicar el producto en la parte posterior de tu cuello, las orejas y alrededor del nacimiento de tu cabello. Coloca una etiqueta del tamaño de una moneda en una parte de tu cuerpo que reciba mucho sol, como el tobillo o cerca de la pelvis. Cuando te bronceas poco a poco, suele resultar difícil evaluar tu progreso general. Cubrir el mismo parche de piel cada vez que te bronceas permite comparar tu tono de piel de partida con tu actual bronceado para que no te excedas.

Bronceado y valoración

Colócate en una posición plana sobre una toalla o mueble. Estira tus extremidades ligeramente para que tu cuerpo no se superpongan. No uses ninguna cosa que pueda dejar líneas de bronceado, como gafas de sol, joyas o calzado. Broncéate cinco minutos por ambos lados de tu cuerpo y, a continuación, ve adentro. Esta no es suficiente exposición para lograr el bronceado deseado, pero debes evaluar lo sensible que es la piel al sol para broncearte con seguridad y eficacia. Cuando estés dentro, quítate la etiqueta. Espera por lo menos 12 horas después de haber dejado el sol para evaluar la reacción de la piel. Si no te quemas, puedes repetir el proceso. Aumenta tu exposición al sol en incrementos de dos minutos en cada tercera sesión de bronceado. Si la exposición más prolongada causa problemas, vuelve a la duración de la anterior. Deja de aumentar el intervalo cuando llegues a 20 minutos por cada lado.

Salud y seguridad

Si tienes una quemadura de sol en cualquier punto en el proceso de bronceado, deja de broncearte en conjunto hasta que la quemadura se cure completamente. No intentes broncearte si tu piel es de color rosada, roja, con ampollas o inusualmente sensible a la exposición anterior. Después de que cures, si intentas broncearte nuevamente, utiliza un protector solar y broncéate durante un periodo de tiempo más corto que cuando se desarrolló la quemadura solar. Debes ser realista sobre cuánto tardas en alcanzar tu bronceado deseado de una manera sana. Demasiada exposición al sol, incluso con filtro solar, puede quemar tu piel o pueden salir ampollas rápidamente, especialmente en la piel blanca.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles