¿Por qué los brotes de tomate se secan y se caen?

Escrito por alexis rohlin | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué los brotes de tomate se secan y se caen?
(Seiya Kawamoto/Lifesize/Getty Images)

El tomate es una de las frutas favoritas de América. Viene en distintos tamaños, desde el pequeño cherry hasta el impresionante "corazón de buey". Muchas variedades han sido creadas para tipos de clima específicos, Si no eres cuidadoso sobre el tipo de tomate que plantas en tu jardín, puedes encontrarte con brotes caídos. Esta es una condición en la que la planta crece, pero las flores mueren y se caen sin haber producido ninguna fruta.

Otras personas están leyendo

Causas de los brotes caídos

La principal razón por la cual los brotes de la planta de tomate se secan y caen son demasiada fertilización y condiciones climáticas adversas. De acuerdo con la Universidad de Nevada, la caída de los brotes es causada por uno de los siguientes factores: temperaturas muy altas o muy bajas, baja humedad, producción de un número inusualmente grande de frutas, riego inadecuado y prácticas de fertlización pobres.

Temperaturas

Como muchas plantas, los tomates son sensibles a las diferencias extremas de temperatura. Las platas de tomate posperan en temperaturas de entre 70 y 90°F (21-32°C). Los tomates sólo pueden tolerar una corta exposición a temperaturas por encima de los 90°F (32°C) y por debajo de los 55°F (13°C). Si la planta de tomates ha brotado y luego pasa 4 noches a una temperatura por debajo de los 55°F (13°C), los brotes caerán. Las temperaturas nocturnas por encima de los 75°F (24°C) tienen el mismo efecto en los brotes de tomate. Esto se debe a que demasiado calor por la noche hace que la planta use las reservas de alimento que produce durante las horas de sol.

Polinización

La polinización exitosa es crucial si se quiere que el brote produzca un fruto. Si vives en un área con días de verano calmos y sin viento, la falla en la polinización puede ser la culpable de que los brotes caiga. Otra causa es la falta de humedad. Los brotes de tomate requieren de una humedad ambiente relativa de entre el 40 y el 70% para que el estigma del pistilo se adherente y el polen fertilice la flor.

Método de polinización sugerido

Si las temperaturas sobrepasan los 90°F (32°C) el polen de la flor se vuelve pegajoso y no es viable su uso. El personal de horticultura de la Universidad de Nevada recomienda un chorro fuerte de agua a los brotes dos veces al día durante las horas de más calor para fomentar que las flores se polinicen. El agua se evaporará rápidamente en el calor y reducirá la temperatura alrededor del brote, mientras que incrementará la humedad relativa en el aire alrededor. Esto afloja efectivamente el polen e incrementa la producción de frutas.

Demasiados frutos

A veces una planta joven produce más tomates de los que puede soportar. Para detener que se formen más frutos, los brotes se secan y se caen. La mejor acción cuando ocurre ésto es quitar todas las frutas en crecimiento y los capullos. Una vez que las frutas y los capullos son removidos, la planta podrá comenzar nuevamente y comenzarán a aparecer nuevos brotes.

Problemas de riego

Regar por demás, la sequía y el estrés hídrico contribuyen a la caída de los capullos. Muy poca agua, como así también mucha agua en un suelo pesado que no drene correctamente, puede detener el crecimiento de las raíces. Para prevenirlo, mantén la zona de las raíces a una profundidad de 3 a 5 pies (0,9 a 1,5 m) regada de forma uniforme. Asegúrate de que el suelo tenga la porosidad adecuada para llevar irrigación suficiente al sistema de raíces.

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles