Cómo ser un buen estudiante

Escrito por benjamin twist | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ser un buen estudiante
(Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Mejora tus hábitos de estudio, motivación y organización para mejorar la calidad de tu aprendizaje en la escuela, sin importar si estás comenzando en un nuevo año escolar o necesitar un inicio fresco en la mitad del semestre. Cuando tienes una razón por la que preocuparte, tal como mejorar tus grados, el deseo de calificar para una buena escuela o beca o por fascinación con una materia, puedes usar el motivarte a ti mismo para desarrollar los hábitos que te harán un buen estudiante.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Planes de estudio de la clase
  • Calendario

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Minimiza tus deberes para asegurarte de que tu horario está lo suficientemente libre para permitirte balancear tu estilo de vida para estudiar a fondo, dormir lo suficiente realizar ejercicio con regularidad y para la recreación. Muchas personas sobreestiman lo que pueden hacer durante el día. Si trabajas demasiado, debes considerar con seriedad dejar un club opcional o actividad. Para superar el miedo de decepcionar a la gente, recuerda que pocas cosas hechas con excelencia son más satisfactorias que muchas a medias.

  2. 2

    Crea un plan de estudios revisando el plan de clases y elaborando una gráfica de fechas para cada materia principal de cada clase en el calendario. Entonces, trabaja para definir los hitos que necesitas completar para ciertas fechas. Por ejemplo, si tienes diez páginas de investigación en un mes, determina completar el trabajo una semana antes de la fecha limite, 5 páginas para la semana anterior a esa y el resto una semana antes. Trata esto con las materias regulares para evitar el pánico de último minuto cuando lleguen las fechas límites.

  3. 3

    Cuéntale por lo menos a una persona acerca de tu plan de estudios para crear un sistema de rendición de cuentas. Esta persona puede aplicar consecuencias nada gratas si no cumples con tu meta. Por ejemplo, dale a tu compañero de cuarto una copia de un calendario y dile que le darás $10 por cada fecha que no cumplas. Alternativamente, pídele a tu maestro que de pida terminaciones parciales (tales como una copia de tu trabajo de 5 páginas) en las fechas que especifiques. Si eres realmente valiente, puedes incluso pedirle al maestro que trate las fechas que te marcaste como puntos perdidos si no cumples con ellas.

  4. 4

    Agenda un tiempo específico para cada día de estudio, para leer y trabajar en cada materia. Alterna 20 o 30 minutos de trabajo con 5 o 10 de descanso para mantener tu mente fresca y alerta. Haz lo mejor para evitar otras actividades durante el tiempo asignado al estudio; mantén la consistencia para crear buenos hábitos y entrena tu mente para ponerse en modo de estudio a cierto tiempo en ciertas circunstancias.

  5. 5

    Pide ayuda si tienes problemas completando una materia a tiempo o en la comprensión de una material Busca fuentes en tu escuela, tales como un centro de ayuda para escribir o tutores para materias específicas. En lugar de mirar hacia abajo por no entender, la mayoría de los educadores se animan al tener la oportunidad de trabajar con un estudiante que se preocupa lo suficiente para buscar ayuda. Otra forma para obtener ayuda es estudiar en grupo con los compañeros de clase que estén interesados.

  6. 6

    Ve por algo extra una vez que los requerimientos básicos están bajo control. Algunas formas de hacerlo incluyen revisar libros extra de la librería para ayudarte a comprender de forma más profunda la materia, terminar trabajos de créditos extra, escuchar lecturas gratis en el Internet o incluso ofrecer asistir al maestro .

Consejos y advertencias

  • Mantén tu salud mental y física durmiendo lo suficiente, comiendo sano y con una sabia cantidad de ejercicio moderado. Incluso una caminara diaria puede mantener tu mente más alerte y receptiva.
  • Piensa en la cafeína como una herramienta, no como una base. Úsala de vez en cuando para mantenerte alerta en momentos críticos en lugar de crear una dependencia de consumo de bebidas carbonatadas a lo largo del día.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles