Educación y ciencia

Cómo hacer un buen vaporizador casero

Escrito por contributing writer | Traducido por enrique pereira vivas
Cómo hacer un buen vaporizador casero

Cómo hacer un buen vaporizador casero.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

En lugar de fumar tus hierbas, vaporízalas para salvarte de los efectos nocivos para la salud del hábito de fumar. La vaporización calienta las hierbas a temperaturas a las que los aceites esenciales de la hierba, que contienen todos los ingredientes activos, se evaporan y se liberan en forma de vapor en lugar de ser quemadas para producir humo. La vaporización proporciona los mismos efectos que fumar la hierba debido a la liberación de los ingredientes activos, pero salva a los pulmones de los efectos dañinos carcinógenos producidos por la combustión y los consecuentes problemas de salud que resultan al fumar. La mayoría de los vaporizadores disponibles en el mercado son caros, pero no hay necesidad de comprar uno cuando puedes crear uno tú mismo con productos de uso cotidiano.

Nivel de dificultad:
Moderada

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bombilla transparente de 100 vatios
  • Cuchillo serrado
  • Cinta adhesiva
  • Tijeras
  • Alicates
  • 2 pajitas
  • Tapa de una botella de refresco de 2 litros

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Rebana la parte más inferior del componente de metal en la parte inferior de la bombilla de luz con un cuchillo de sierra. Lija cualquier borde dentado resultante.

  2. 2

    Vacía completamente el contenido de la bombilla utilizando un par de pinzas.

  3. 3

    Desinfecta la bombilla sumergiéndola en una mezcla de alcohol isopropílico al 90% o superior y con sal de Epsom durante diez minutos.

  4. 4

    Asegúrate de que la tapa de la botella de refresco de dos litros se ajuste a la bombilla. Las tapas de botellas más grandes se pueden sujetar con cinta adhesiva, pero las más pequeñas no encajarán.

  5. 5

    Haz dos agujeros del tamaño de una pajita en la tapa de la botella, aproximadamente a media pulgada (1,27 cm) entre sí.

  6. 6

    Inserta las pajitas de beber en los orificios de la tapa de la botella y asegura que se conecten el interior de la bombilla de luz hacia el exterior recortándolas al tamaño adecuado con unas tijeras. Las pajas de beber deben ser insertadas en un ángulo perpendicular a la tapa de la botella.

  7. 7

    Inserta un par de pizcas de hierba de tierra en la bombilla por el agujero abierto y atornilla la tapa de la botella con las pajas de beber. Asegúrate de que la tapa de la botella se asegure mediante el uso de cinta en caso de que sea necesario; la conexión entre la tapa y la bombilla de luz debe ser hermética, permitiendo que el flujo de aire sea a través de las pajas de beber solamente.

  8. 8

    Voltea la bombilla en posición invertida para que la tapa de la botella esté en la parte superior y la hierba en la parte inferior.

  9. 9

    Vaporiza la hierba iluminando la parte inferior de la bombilla con un encendedor o vela. Mueve la llama en círculos pequeños alrededor de la parte inferior de la bombilla de luz, donde se encuentra la hierba, para asegurar un calentamiento uniforme y maximizar el rendimiento del vapor. Inhala a través de una de las pajas de beber cuando se empiece a ver un delgado vapor blanco. Continúa vaporizando hasta que la hierba se convierta de color marrón oscuro, lo que indicará que está gastada.

Consejos y advertencias

  • La temperatura de vaporización óptima varía mucho con cada hierba; la temperatura adecuada para una hierba puede ser demasiado caliente o demasiado fría para otra.
  • Al moler o dividir tu hierba para cubrir un área máxima de superficie dará un mejor rendimiento del vapor.
  • En lugar de utilizar pajas de beber, tienes la opción de utilizar tubos de vidrio.
  • Menos hierba se necesita para lograr el mismo efecto cuando la vaporización se compara con el acto de fumar.
  • Agita tu hierba por el interior de la bombilla para exponer tanto de ésta como sea posible hacia el calentador de cristal y así maximizar el rendimiento de vapor.
  • Es difícil controlar la temperatura con un vaporizador casero porque la fuente de calor proviene de un encendedor o una llama de vela.
  • No sobrecalientes la bombilla o puedes quemar la hierba, lo cual producirá humo y derrotará el propósito de un vaporizador.
  • No utilices este aparato para vaporizar marihuana u otras sustancias ilícitas.
  • Puedes fumar la hierba vaporizada, pero tendrá un peor gusto y será mucho más dura y menos potente que la hierba fresca.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media