¿Cuál es una buena solución para limpiar tapizados?

Escrito por chris anzalone | Traducido por elizabeth garay ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuál es una buena solución para limpiar tapizados?
Los tapizados pueden acumular cantidades considerables de suciedad como resultado del constante contacto humano. (Hotel lobby with a couch and two armchairs at night image by Alexey Stiop from Fotolia.com)

Los tapizados pueden acumular cantidades considerables de suciedad como resultado del constante contacto humano y el polvo. Si no has limpiado tu tapicería durante un tiempo, considera limpiar las fundas de los almohadones y las cubiertas de los sofás. El amoníaco es un excelente limpiador para todo tipo de tapizados.

Otras personas están leyendo

¿Por qué el amoníaco?

El amoníaco claro se deriva de elementos naturales y es seguro para las telas. A diferencia de los limpiadores con químicos corrosivos, el amoníaco no emite gases venenosos ni genera daño al medio ambiente. Y, lo mejor de todo, puede efectivamente limpiar tapizados de interiores o exteriores. Reader´s Digest específicamente lo recomienda como una herramienta útil para luchar contra manchas difíciles en tapicería. Por lo tanto, ya sea que tus tapizados necesiten una limpieza rápida de rutina o una más a fondo, el amoníaco es una opción.

Aplicar amoníaco

Diluye 1 taza de amoníaco claro en 2 cuartos (casi dos litros) de agua caliente. Esto reducirá la intensidad del amoníaco y hará que su olor sea menos acre. Moja una esponja en la mezcla y frota con firmeza el tapizado. Puedes notar un olor desagradable del amoníaco, pero se disipará en poco tiempo. Frota rápidamente cualquier mancha con movimientos circulares para quitarla.

Después de frotar

No necesitas enjuagar el amoníaco de tu tapizado, pero debes estar segura de que el material se seque por completo. Para obtener mejores resultados, coloca el material bajo el sol y deja que seque al aire. Si no tienes rayos solares como opción, puedes colocar el tapizado dentro de una secadora para que lo haga de manera segura o puedes usar un secador de pelo. Para una limpieza más profunda, puedes colocar tus materiales en la lavadora y configurar un ciclo de lavado antes de secarlos. No añades blanqueador para lavar, éste reaccionará con el amoníaco y creará gases peligrosos.

Otras soluciones

En lugar de pasar la esponja con amoníaco a tu tapizado, podrías emplear vinagre blanco como una alternativa. A diferencia del amoníaco, no necesitas diluir el vinagre con agua, aunque puede ser que no resulte tan fuerte y que no actúe tan rápido. Si tienes moho en tu tapicería, utiliza media taza de ácido bórico mezclado con 2 tazas de agua caliente. Para una limpieza rutinaria segura, coloca las piezas en la máquina de lavar con tu detergente favorito.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles