Cómo hacer una buena sopa

Escrito por nikki jardin | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una buena sopa
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Una buena sopa marca la pauta en el comienzo de una comida o se convierte en un abundante y delicioso plato principal. Desde consomés claros a sopas espesas y todo lo que está en el medio, las variaciones de sabores y texturas disponibles en la sopa son prácticamente infinitas. Independientemente de qué tipo de sopa termine en el menú final, hay varias técnicas básicas que hacen un plato consistentemente bueno. Prestando atención a estos componentes, te asegurarás de obtener los mejores resultados.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Usa ingredientes lo más frescos posible. Si bien esto puede ser evidente, algunas personas piensan que la olla de sopa es el lugar para deshacerse de las verduras u otros alimentos que han tenido almacenados por demasiado tiempo en la nevera. Esto puede ser verdad hasta cierto punto, pero ten en cuenta que el uso de zanahorias y apio blandos no dará mucho gusto y textura a la sopa. Al igual que con otros tipos de cocina, los ingredientes más frescos harán alimentos con mejor sabor.

  2. 2

    Comienza con un buen caldo. Muchos caldos envasados están disponibles en el supermercado y vale la pena comprarlos si no tienes tiempo para hacerlo tú mismo. Cuando sea posible, usa caldos precocidos que utilicen ingredientes naturales y no estén llenos de sodio. Dado que eres el cocinero, debes controlar cuán salada es tu sopa.

  3. 3

    Sazona con una mano delicada. Siempre debes considerar la frase "menos es más" al añadir las hierbas y especias a la sopa y permitir que los sabores se absorban por lo menos 15 minutos antes de agregar más de algo en la olla. Es fácil añadir una pizca adicional de tal o cual cosa, pero es mucho más difícil quitarla. Recuerda que la mayoría de las hierbas secas tienden a ser más fuertes que sus homólogos frescos y, en consecuencia, ajusta la cantidad a cada receta.

  4. 4

    Cocina a fuego lento, no hiervas. La sopa que hierve rápidamente durante una hora no solo corre el riesgo de quemarse, sino también cocina los ingredientes hasta tal punto que todo el gusto se pierde cuando se sirve. El fuego lento permite que la sopa combine con cuidado los sabores y aromas de los ingredientes individuales, lo que resulta en un recipiente más sabroso.

  5. 5

    Vigila tu sopa y revuélvela con frecuencia, especialmente cuando trabajes con crema y sopas a base de tomate. Estas sopas se queman con más frecuencia debido a los azúcares naturales en el tomate, y los productos lácteos en la crema tienden a asentarse en el fondo de la olla y quemarse. Al revolver, usa una espátula de plástico con mango largo y raspa el fondo de la olla por lo menos cada 10 a 15 minutos.

  6. 6

    Compra una batidora de mano para hacer puré para sopas. Estos utensilios de cocina con forma de varita hacen el trabajo de la licuadora, pero sin las molestias de verter la sopa caliente en la jarra de la licuadora y luego de vuelta en la olla. Coloca la batidora de mano directamente en la olla de sopa y crea un puré rápido y cremoso justo antes de servir.

Consejos y advertencias

  • Sigue recetas probadas cuando estés empezando y síguelas al pie de la letra. Después de haber hecho varias sopas con éxito, comienza a experimentar con tu propia mezcla de condimentos e ingredientes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles